26 de septiembre de 2017
Laicos

Brasil, en noviembre comienza el Año del laicado

Mons. Clasen: “Que cada cristiano sea misionero en su familia y en su trabajo”

Desde el 26 de noviembre 2017, Solemnidad de Cristo Rey, hasta el 25 de noviembre 2018, la Iglesia en Brasil celebrará el “Año del Laicado”. En la segunda reunión ordinaria del Consejo Permanente de este año, que tuvo lugar del 20 al 22 de junio, fue presentado el proyecto preparado por la Comisión episcopal especial para el Año del Laicado. En breve, las diócesis y prelaturas recibirán las orientaciones metodológicas para saber cómo prepararse y celebrarlo en sus comunidades.

El tema elegido para promover el Año del Laicado es el siguiente: “Cristianos laicos y laicas, sujetos en la ‘Iglesia en salida’, al servicio del Reino” y el lema es: “Sal de la tierra y luz del mundo”, Mt 5, 13- 14. El obispo de Caçador, Mons. Severino Clasen, presidente de la Comisión Episcopal especial para el Año del Laicado, declaró que hay que trabajar sobre la espiritualidad del enamoramiento y del seguimiento de Jesucristo. “Esto lleva al cristiano laico a convertirse en un misionero en la familia y en el trabajo, allí donde vive”, afirmó el prelado.

Según la presidente del Consejo Nacional del laicado de Brasil y miembro de la comisión, Marilza Lopes Schuina, las diócesis recibirán una propuesta a partir de la cual, recomienda, tienen toda la libertad para usar su creatividad en la planificación y realización de las actividades locales.

El Año del Laicado tendrá como objetivo general: “Como Iglesia, Pueblo de Dios, celebrar la presencia y la organización de los cristianos laicos y laicas en Brasil; profundizar su identidad, vocación, espiritualidad y misión; y dar testimonio de Jesucristo y de su Reino en la sociedad”.

Además, se propone como meta “hacer más dinámico el estudio y la práctica del documento 105: ‘Cristianos laicos y laicas en la Iglesia y en la Sociedad’ y otros documentos del Magisterio, especialmente del Papa Francisco, sobre el Laicado; y estimular la presencia y la actuación de los cristianos laicos y laicas, ‘verdaderos sujetos eclesiales’ (DAp, No. 497a) como “sal, luz y fermento” en la Iglesia y en la sociedad.

La Comisión Episcopal especial para el Año del Laicado ha organizado las actividades siguiendo estos cuatro puntos: 1) Eventos; 2) Comunicación, catequesis y celebraciones; 3) Seminarios temáticos en las comisiones regionales; y 4) Publicaciones.

Según el presidente de la Comisión, Mons. Severino Clasen, se espera que este Año la auténtica Iglesia misionera reciba una gran contribución, gracias a un mayor entusiasmo de los cristianos laicos y laicas por la vida eclesial y también gracias a su esfuerzo por transformar la sociedad. “Creo que si conseguimos estimular la participación y la presencia efectiva de los cristianos laicos en la sociedad, asegurando que la justicia y la paz se materialicen, alcanzaremos un gran logro”, afirmó el obispo.