Comité Católico Internacional de Migración

Comité Católico Internacional de Migración

commissione-internazionale-cattolica-per-le-migrazioni

DENOMINACIÓN OFICIAL

Comité Católico Internacional de Migración

 

SIGLA

CICM (Commission Internationale Catholique pour les Migrations)

 

FUNDACIÓN

1951

 

HISTORIA

La CICM nació para hacer frente al multitudinario movimiento de refugiados a causa de los cambios causados por la segunda guerra mundial y con la intención de restituir a millones de individuos la esperanza de poder recomenzar una vida nueva. La iniciativa se debe a monseñor Luigi Ligutti y al alemán Johannes Schauff, quienes presentaron a Pío XII la propuesta de crear un organismo internacional apto para coordinar el trabajo de los católicos en el campo de las migraciones. Constituida con el apoyo y la ayuda del entonces monseñor Giovanni Battista Montini, futuro papa Pablo VI, desde el principio la CICM tuvo un papel de coordinación de las actividades de grupos nacionales católicos que actúan en este ámbito y de asistencia técnica a grupos y organizaciones que la pedían. Reconocida por la Santa Sede como organización católica internacional, la CICM es miembro de la Conferencia de las OIC. En cuanto ONG, tiene estatuto consultivo en el ECOSOC, la UNICEF, la OIT, el Consejo de Europa y el Alto Comisariato de las Naciones Unidas para los Refugiados.

 

IDENTIDAD

La CICM está al servicio de los refugiados y de todos aquellos que se ven obligados a emigrar dentro del propio país o a expatriar a causa de la guerra, de catástrofes naturales o de la miseria, ofreciendo ayuda y asistencia sobre todo a las personas más vulnerables y más marginadas de estos grupos humanos. Su acción mira a salvar vidas humanas; a devolver la esperanza a individuos y núcleos erradicados que han perdido todo, ayudándoles a recomenzar una vida; a reunir familias después de años de separación. En su obra de formación y de defensa de la causa de los emigrantes y de su dignidad, sea a escala nacional que internacional, la CICM promueve la adopción y la aplicación de los principios cristianos en las formulaciones de políticas que favorezcan soluciones duraderas para los refugiados como son la vuelta e reintegración en los países de origen o la integración en los países de destinación. Los programas de la Comisión prevén, entre otras cosas, la ayuda en situaciones de emergencia, la asistencia y la protección a mujeres y jóvenes víctimas de la trata de blancas, asistencia jurídica, actividades para ayudar a los niños a superar el trauma de la migración y a volver a empezar una vida normal, la formación profesional, subsidios para la creación de empresas, asistencia a los ancianos, servicios sociales para los discapacitados, educación a la solidaridad y a la tolerancia.

 

ESTRUCTURA

Órganos de la CICM son el Consejo, que tiene una función decisional y está constituido por representantes designados por las Conferencias episcopales de las países particularmente involucrados por los flujos migratorios y por el problema de los refugiados, por miembros cooptados en virtud de su competencia, por miembros honorarios; el Comité directivo, constituido por el Presidente de la Comisión y por miembros del Consejo elegidos por un período de cuatro años, que hace operativas las decisiones del Consejo y designa al Secretario general, encargado de la administración, de las publicaciones y de los contactos con las instancias internacionales y con las asociaciones miembro.

 

DIFUSIÓN

La CICM cuenta con 172 asociaciones miembros efectivos y asociaciones miembros afiliados presentes en 65 países y tiene bases operativas en unos veinte países.

 

PUBLICACIONES

Informe anual, publicación anual en francés, inglés, y español; Informations, boletín de información.

 

PÁGINA WEB

http://www.icmc.net

 

SEDE CENTRAL

Commission Internationale Catholique pour les Migrations

37-39, rue de Vermont

Case Postale 96 - 1211 Genève 20 (Suiza)

Tel.[+41]22.9191020 - Fax 22.9191048

E-mail: secretariat@icmc.dpn.ch