21 de noviembre de 2017
Cei

El Evangelio de la vida, alegría para el mundo

El mensaje del consejo episcopal permanente para la 40 Jornada nacional por la vida

“El testimonio de la alegría que el evangelio de la vida puede dar al mundo es un don de Dios y una tarea encomendada al hombre; un don de Dios vinculado a la misma revelación cristiana, una tarea que requiere responsabilidad”. Ha sido escrito por los obispos italianos en el mensaje del Consejo episcopal permanente para la 40 Jornada nacional por la Vida que se celebra el 4 de febrero de 2018.

“La novedad de la vida y la alegría que ésta genera son posibles solo a través de la acción divina”, escribieron los obispos, señalando que “de esta vida, el mundo de hoy, a menudo sin reconocerlo, tiene una enorme necesidad. Por lo tanto se espera que los cristianos anuncien la buena noticia para vencer la cultura de la tristeza y del individualismo, que socava las bases de toda relación”.

“Solo una comunidad con carisma evangélico -agregan- es capaz de transformar la realidad y curar el drama del aborto y de la eutanasia; una comunidad que sabe cómo convertirse en 'samaritana' inclinándose ante la historia humana desgarrada, herida, desanimada”.