08 de mayo de 2018
Movimientos y asociaciones

50° aniversario de fundación del Camino Neocatecumenal

Papa Francisco a los fieles en Tor Vergata: "En vuestro ADN la vocación a la misión"

“Jesús resucitado dice: «Haced discípulos». Esta es la misión. No dice: conquistad, ocupad, sino "haced discípulos", es decir, compartid con los otros el don que habéis recibido, el encuentro de amor que os ha cambiado la vida”. Con estas palabras el Papa Francisco, en su discurso a los neocatecúmenos reunidos en la explanada de Tor Vergata, describió hace pocos días el “corazón de la misión”, que consiste en  “testimoniar que Dios nos ama y que con Él es posible el amor verdadero, el que lleva a dar la vida en todas partes, en la familia, en el trabajo, como personas consagradas, como esposos”. La misión, prosiguió el Papa Francisco, “ es volverse discípulos con los nuevos discípulos de Jesús. Es redescubrirse parte de una Iglesia discípula”, porque “la Iglesia es maestra, pero no puede ser maestra si antes no es discípula, así como tampoco puede ser madre si antes no es hija. He aquí a nuestra Madre: una Iglesia humilde, hija del Padre y discípula del Maestro, feliz de ser hermana de la humanidad”.

“Y esta dinámica del discipulado, el discípulo que hace discípulos, es totalmente diferente de la dinámica del proselitismo”, señaló el Papa: “Aquí reside la fuerza del anuncio, para que el mundo crea. No cuentan los argumentos que convencen, sino la vida que atrae; no la capacidad de imponerse, sino el valor de servir”. “Y vosotros tenéis en vuestro "ADN" esta vocación para anunciar la vida en familia, siguiendo el ejemplo de la Sagrada Familia: con humildad, sencillez y alabanza”. Este fue el homenaje de Francisco al carisma del Camino fundado por Kiko Arguello: “Llevad este ambiente familiar a tantos lugares desolados y privados de afecto. Haceos reconocer como amigos de Jesús. Llamad amigos a todos y sed amigos de todos”.