22 de agosto de 2018
Encuentro mundial de las familias

Gudenus (Bank Gutmann), “las empresas familiares juegan un papel clave para el bien común y el desarrollo de la humanidad”

"Las familias que se dedican a los negocios juegan un papel clave en el desarrollo del bien común, en el desarrollo social y en las necesidades económicas de la humanidad”. Gordian Gudenus, socio y director del Banco Gutmann de Viena, está convencido de ello, hablando en el panel presentado y moderado esta tarde por el Card. Turkson sobre la vocación del líder empresarial y la perspectiva de la empresa familiar. El evento tiene lugar en el marco del Congreso Pastoral promovido con ocasión del Encuentro Mundial de las Familias (Dublín, 21-26 de agosto). Las empresas familiares -cita el banquero como ejemplo- "representan dos tercios de las empresas del mundo, emplean al 60% de la mano de obra y contribuyen en más de un 70% al PIB mundial". Para Gudenus, los valores familiares que ayudan a superar "el dominio del egoísmo y los objetivos económicos a corto plazo", ofrecen a las familias de los empresarios "un potencial clave como agentes del bien común". Y de nuevo: las familias por naturaleza piensan "a largo plazo" y "desarrollan estrategias para afrontar los retos del futuro". Con este enfoque en el éxito a largo plazo y el cuidado de la próxima generación, "las empresas familiares son defensoras naturales de un capitalismo más consciente, ya que buscan dejar un legado positivo para las generaciones venideras", frente a las presiones que podrían llevar a los líderes empresariales a “creer (falsamente)  que sus vidas profesionales son incompatibles con su familia.... y sus vidas espirituales”. La Iglesia, concluye Gudenus, "tiene un papel en la defensa de los valores de las familias de los empresarios, ayudándoles a vivir su vocación como modelos de conducta y fieles administradores de sus empresas y a convertirse en agentes eficaces de inclusión social y económica".