22 de agosto de 2018
Encuentro mundial de las familias

Mons. Rodríguez Plaza (Toledo), “el compromiso del grupo Santa Teresa para ayudar a vivir la vocación al amor”

"Ayudar a cada uno a vivir plenamente su vocación al amor". De esta manera, el arzobispo de Toledo, Mons. Braulio Rodríguez Plaza, ha definido la misión del grupo Santa Teresa de la diócesis, hoy, durante el Encuentro mundial de las familias, que se está celebrando en Dublín. El prelado ha presentado algunos de los servicios existentes en la diócesis: la ayuda en la formación de los jóvenes en el ámbito afectivo y sexual, la preparación adecuada de los que recibirán el sacramento del matrimonio y el cuidado pastoral de las familias, así como la atención a los que tienen dificultades o han fracasado en su proyecto de vida matrimonial. "Los principales destinatarios de esta iniciativa son los sacerdotes y las familias que en las diversas parroquias de nuestra arquidiócesis se esfuerzan por buscar formas para vivir a fondo el Evangelio de la familia". La característica del grupo presentado por el prelado es que cada familia tiene la responsabilidad de llevar a cabo "con el acompañamiento de un sacerdote, la tarea que se le ha confiado". Un proyecto que favorece la cohesión entre los núcleos familiares. "Otra clave es la experiencia de la comunión eclesial, porque en los diversos proyectos muchas familias de los diferentes vicariatos locales y muchas parroquias trabajan codo con codo", ha explicado el arzobispo. Finalmente, el prelado invitó "a no olvidar la importancia de la creatividad pastoral, siguiendo las indicaciones del Papa Francisco que nos invita a ser una Iglesia en salida". "Hay muchos proyectos en la delegación de familia y vida que tienen como objetivo ir al encuentro de aquellos que aún no han encontrado la alegría del Evangelio”.