12 de septiembre de 2022
JMJ

Maria, modelo de los jóvenes en movimiento

Publicado el Mensaje para la XXXVII JMJ de noviembre y agosto
messaggi GMG.jpg

 

«María se levantó y partió sin demora» (Lc 1,39): este es el lema del Mensaje del Santo Padre a los jóvenes con motivo de la XXXVII Jornada Mundial de la Juventud, que se celebrará en las Iglesias particulares el 20 de noviembre de 2022 y a nivel internacional en Lisboa del 1 al 6 de agosto de 2023.

El texto, firmado por el Papa Francisco en el día de la solemnidad de la Asunción de la Virgen María, concluye el ciclo de tres mensajes que acompañan a los jóvenes en el camino entre la JMJ de Panamá 2019 y la de Lisboa 2023, todos ellos centrados en el verbo levantarse.

Salir hacia los demás

En el Mensaje de este año, el Santo Padre invita a los jóvenes a meditar juntos la escena bíblica en la que, después de la anunciación, la joven Virgen María se levanta y sale al encuentro de su prima Isabel, llevando a Cristo en su interior. « La Madre del Señor es modelo de los jóvenes en movimiento, no inmóviles frente al espejo contemplando su propia imagen o “atrapados” en las redes. Ella estaba totalmente orientada hacia el exterior », escribe el Papa, subrayando que esta disposición a salir hacia los demás es generada por la experiencia del Señor en la propia vida.

A partir de la reflexión sobre la prisa que caracteriza a la Virgen de Nazaret, el Santo Padre anima a los jóvenes a preguntarse qué actitudes y motivaciones experimentan ante los retos de la vida cotidiana. Les invita a hacer un discernimiento entre una «buena prisa [que] siempre nos empuja hacia arriba y hacia los demás » y una «no buena (...) que nos lleva a vivir superficialmente, a tomar todo a la ligera, sin compromiso ni atención, sin participar realmente en las cosas que hacemos ».

Superar las distancias entre personas y generaciones

Las palabras del Santo Padre, llenas de ternura y confianza hacia los jóvenes, animan a reemprender el camino hacia nuevos encuentros, a compartir la alegría de la cercanía de Cristo, a superar las distancias entre personas y generaciones, y a responder con creatividad a los desafíos del mundo actual, golpeado por pandemias y guerras. « Los jóvenes son siempre la esperanza de una nueva unidad para la humanidad fragmentada y dividida. Pero sólo si tienen memoria, sólo si escuchan los dramas y los sueños de sus mayores », subrayó el Papa Francisco, pidiendo a los jóvenes que se inspiren tanto en el ejemplo de María como en la experiencia de los ancianos que les rodean.

¡El abrazo de una nueva fraternidad misionera!

El Mensaje es también una cálida invitación a todos los jóvenes a participar en la próxima XXXVII Jornada Mundial de la Juventud, que - como escribe el Santo Padre - será un momento para redescubrir juntos « la alegría del abrazo fraternal entre los pueblos y entre las generaciones, el abrazo de la reconciliación y la paz, ¡el abrazo de una nueva fraternidad misionera! ». Tras el aplazamiento de un año, debido a la pandemia, esta JMJ se celebrará en dos momentos distintos: el primero en la solemnidad de Cristo Rey, el 20 de noviembre de este año, con celebraciones en las Iglesias particulares de todo el mundo, y posteriormente a nivel internacional en Lisboa del 1 al 6 de agosto de 2023.

 Las dos celebraciones mantienen el mismo lema: «María se levantó y partió sin demora» (Lc 1,39).