16 de noviembre de 2017
Movimientos y asociaciones

Inauguración en Roma del Centro internacional del Movimiento de Schönstatt

Un gran deseo del padre Josef Kentenich, el fundador del variado Movimiento Schönstatt creado hace cien años en Alemania, era que el Movimiento estuviera presente en el corazón de la Iglesia en Roma. En 1965, por lo tanto, los responsables de aquel momento prometieron al Fundador la construcción del Centro Internacional. Tomó más de 40 años cumplir esta promesa en Belmonte, una pequeña colina cerca de la ciudad eterna. Y hoy, después de la celebración eucarística presidida por el Obispo Mons. Ignazio Sanna, en el Santuario construido en la zona, han sido inaugurados los locales del Centro.

El polifacético Movimiento, formado por familias, jóvenes y ancianos, federaciones, institutos seculares, sacerdotes diocesanos ... cuenta con una gran historia de apostolado y está presente en más de cuarenta países de todo el mundo. Muchos de estos lugares se caracterizan por la peculiaridad de reproducir la construcción del santuario original ubicado en Vallendar, Alemania. El Santuario de Belmonte, inaugurado en 2004, fue encargado por el Padre Kentenich, quien el 8 de diciembre de 1965, en el día de clausura del Concilio Vaticano II, colocó la primera piedra simbólica y dio el nombre al futuro santuario: Matri Ecclesiae.

Hoy, el Movimiento, cuyo objetivo es la formación de personas y comunidades cristianas capaces de adherir libremente al designio de Dios en el mundo en el que viven, tiene una sede “internacional” en el corazón de la Iglesia universal, un don que el Padre Kentenich quería hacer, según la doble posibilidad de traducción del nombre latino Matri Ecclesiae – “a la Madre Iglesia” y “a la Madre de la Iglesia”.

Movimento Apostolico di Schoenstatt