17 de mayo de 2017
Perù

La familia sigue siendo un valor fundamental en Perú

Visita ad Limina de los obispos de Perú

“Gracias a Dios, todavía, el valor de la familia, fundada en el matrimonio entre un hombre y una mujer, sigue siendo un valor muy importante para la mayoría de los peruanos”. Con estas palabras Mons. Eguren Anselmi, Arzobispo de Piura y responsable de la comisión Familia de la Conferencia Episcopal de Perú, describe la situación de su país durante la visita ad Limina de los obispos de Perú al Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida.

Es un valor que sigue siendo fundamental para la mayoría de los peruanos a pesar de que actualmente, al igual que en todas partes, los valores cristianos de la familia y de la vida son atacados. En su mayoría, se trata, según los prelados, de algo ajeno a la cultura del país que proviene del extranjero. “¡El pueblo está con la Iglesia!” Exclamaron algunos de los obispos.

A continuación pasaron a hablar del laicado católico, éste - junto con las claras posiciones de la Conferencia Episcopal - ha logrado frenar algunos proyectos de ley que afectan a la familia. Hubo una movilización y en ella los laicos fueron capaces de “hablar un lenguaje no religioso, para defender a sus hijos”. En este sentido, Mons. Carlos Enrique García Camader, Obispo de Lurín, subrayó que “hay que atribuir todo el mérito de este éxito a los laicos de Perú. Por otra parte, son ellos los que han de participar en la política y en la sociedad para defender los valores cristianos”.

Del mismo modo, los obispos hablaron del compromiso, especialmente del de los más jóvenes, en el voluntariado, en los temas sociales y en el acompañamiento de los pobres. “Durante las recientes inundaciones la actitud de los jóvenes fue muy edificadora”.  “Nuestra tarea - añadió Mons. Ricardo García García, Prelado de Yauyos – consiste en proporcionarles una formación doctrinal y espiritual. No es suficiente tener un poco de entusiasmo. ¡Se necesitan discípulos!”

Así mismo, los obispos peruanos hicieron un balance positivo de la participación de los jóvenes de su país en las últimas Jornadas mundiales de la Juventud, concretamente en las de Río, y presentaron una propuesta para organizar eventos paralelos internacionales para facilitar la participación de todos los jóvenes que no podrán ir a las JMJ de Panamá.

 

Ad Limina Visit of the Episcopal Conference of Peru