02 de junio de 2017
WMOF

La alegría de ser familia: en Dublín un encuentro preparatorio con los delegados nacionales de la pastoral familiar

La reunión, en Dublín, de los delegados nacionales de la pastoral familiar en vista del próximo encuentro mundial de las familias (21-26 de agosto 2018), está en su pleno apogeo. Participan más de 110 delegados que representan a más de cincuenta países.

Tras el saludo de bienvenida del arzobispo de Dublín, Diarmuid Martin, el cardenal Farrel, prefecto del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida intervino con una apasionada ponencia. El cardenal, en su intervención, solicitó una amplia participación al encuentro del próximo año refiriéndose a éste como una ocasión de gracia para apoyar, estimular y promover la vida de las familias a la luz de la exhortación Amoris Laetitia del Papa Francisco: “Queremos celebrar la alegría de ser familia. Queremos celebrar la alegría del amor en la familia.

Queremos que, precisamente a partir de la familia, pueda darse un nuevo periodo de crecimiento en la Iglesia. Es importante formar a las familias y educar a los niños al amor, fundamento del matrimonio y de la familia. Con gestos cotidianos y simples podemos crear una atmósfera de confianza, de respeto, de don de sí que nos impulse a amarnos unos a otros”. Estas palabras han calado profundamente en todos los participantes del encuentro, motivándolos al  trabajo de preparación y a la participación al evento  del próximo año.

A continuación llegó el turno de los delegados ingleses que presentaron su experiencia en lo que se refiere a la preparación al matrimonio. Un testimonio importante y central en la propuesta de Amoris Laettia que invita a hacer hincapié en la preparación al matrimonio, en todas sus fases y no sólo en la etapa siguiente a la celebración del sacramento.

Se ha concedido un amplio espacio al diálogo, al intercambio de testimonios, a los grupos de trabajo y, por último, a la reunión plenaria que resumió la jornada. La información está disponible en el sitio web de la organización (www.worldmeeting2018.ie) y fueron explicadas las modalidades para inscribirse al evento. La Santa Misa en la parroquia de “Our Lady of Victories”  y una cena típica irlandesa (con música popular incluida) pusieron fin a la jornada.

Hoy la jornada está dedicada a la visita de los lugares previstos para el Congreso, la “Fiesta de las Familias” y la misa de clausura en presencia del Papa Francisco. Una fructífera y concreta colaboración entre el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida y la Iglesia de Dublín que acogerá este gran acontecimiento eclesial.