21 de diciembre de 2017
Sínodo 2018

Las respuestas de los jóvenes al cuestionario

Se han recibido de muchos países resúmenes: en la reunión pre-sinodal de marzo, también se podrá participar a través de las redes sociales.

El portal online con el cuestionario, los canales de las redes sociales, el Seminario sobre la condición de los jóvenes del pasado mes de septiembre. Y, sobre todo, los primeros datos estadísticos relacionados con el Cuestionario online, abierto hasta el final del año.

Ha sido hecho un inventario de lo que ya se ha hecho y de lo que queda por hacer en la Reunión del XIV Consejo ordinario de la Secretaría General del Sínodo de los Obispos, presidida por el Papa Francisco.

Entre las diversas actividades programadas, se prestó especial atención a la reunión pre-sinodal de los jóvenes, convocada en Roma por el Papa Francisco del 19 al 24 de marzo de 2018. Además de los jóvenes que serán invitados a la reunión, se aprobó la propuesta de ampliar su participación a través de las redes sociales.

Las iglesias locales son muy activas en este tema. La pastoral juvenil de la Conferencia Episcopal Italiana ha recogido en un video algunas entrevistas con jóvenes y las respuestas están disponibles online, por ejemplo, las de la archidiócesis de Chieti-Vasto al cuestionario del instrumentum laboris. Así mismo se puede encontrar una nota pastoral sobre el Sínodo de los jóvenes del arzobispo de Trieste, Giampaolo Crepaldi, con la intención, escribe, “de ofrecer alguna orientación para comenzar, de manera seria y prudente, una reflexión sobre los temas pastorales que atañen al mundo juvenil y, juntos, poder así madurar las opciones pastorales sabias y necesarias” .

Francia, con las respuestas al cuestionario ha preparado una síntesis: 110 respuestas, informa la agencia de noticias Sir, de las cuales 69 son de diócesis, 18 de comunidades, 6 de movimientos y 15 de escuelas católicas con un total de 450 páginas. Si los porcentajes de pertenencia y participación eclesial varían según las fuentes, los datos reportados más significativos reflejan que “hay una cierta renovación espiritual y religiosa entre los jóvenes franceses”, de los cuales el 42% se declaran católicos. Las respuestas también muestran que “aquellos que están lejos no esperan nada”, pero aquellos que se expresan piden “de  manera rotunda y contundente que la Iglesia sea ejemplar, verdadera, creíble, coherente e irreprochable”.

España también produjo resultados, presentados en una conferencia de prensa hace unos días: llegaron respuestas de 47 diócesis (sobre 70), 12 movimientos nacionales y 2 institutos seculares que se ocupan de la pastoral juvenil. En total, participaron 5.253 jóvenes: el 60% de ellos se sienten escuchados por la Iglesia y “aprecian” este esfuerzo, dice el documento, “pero el porcentaje disminuye cuando se trata de ser comprendidos y  de recibir sus contribuciones”. Se pide que haya más “tiempo y personas” para escuchar, incluso “fuera de las estructuras eclesiales” y se proponen “nuevos espacios, más apertura y acogida sin prejuicios”. El desafío que sienten los jóvenes españoles es “acercarse a los jóvenes alejados de la Iglesia” y “tener garantías para el futuro”.