15 de mayo de 2017
Panama 2019

María, un camino seguro para llegar a Jesús

Ha sido presentado el logo de las próximas JMJ internacionales en el país centroamericano

En la vigilia de oración del sábado 13 de mayo en Panamá, los jóvenes de las diócesis del país istmeño acogieron en su tierra los símbolos de las JMJ: la cruz peregrina y el icono de María Salus Populi Romani que los jóvenes de Panamá habían ya recibido en Roma el pasado mes de abril, de manos de los jóvenes de Cracovia. Durante la “Cita Eucarística”, Domingo 14, un evento tradicional en Panamá, que alcanzó su 47ª edición, los símbolos fueron presentados a todo el país. Estos símbolos pronto serán los protagonistas de la tradicional peregrinación a través de los países de América Central, en vista de las JMJ 2019.

Para la ocasión, el prefecto del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, el cardenal Kevin Farrell, envió a los participantes un breve vídeo mensaje con sus saludos. Refiriéndose al tema de las JMJ de este año, “el Todopoderoso, ha hecho grandes cosas por mí” (Lc 1, 49), que también fue el tema del evento del domingo, el cardenal exhortó a los jóvenes a reconocer, al igual que María, las grandes cosas que el Señor ha hecho y hará por cada uno de ellos, y a través de ellos en todos los jóvenes del mundo que se preparan para participar en las JMJ 2019. El “gran corazón” de los panameños y la apertura de este pueblo, dijo el cardenal, ¡harán que estas JMJ sean de las mejores!

El evento eucarístico del Domingo 14 fue también la ocasión para presentar el logotipo oficial de las JMJ de Panamá. La ganadora del concurso, por su mejor dibujo, es una mujer joven, estudiante de arquitectura, Ambar Calvo, y tiene veinte años. Fue alumna de la escuela “Pureza de María”, participó en las JMJ de Madrid y de Río de Janeiro, y en la actualidad es miembro de un grupo de misioneros, Deja huella. Ambar ha afirmado haber hecho del “hágase en mí” de la Virgen  el lema de su propia vida.

Ella explicó que el logotipo quiere expresar la idea de María como el camino para llegar a Jesús, y Panamá un instrumento en las manos del Señor para favorecer el encuentro de los jóvenes de todo el mundo con su amor. En el logotipo se puede ver la silueta del país istmeño, parte superior de un gran corazón que representa el amor y la ternura de la Virgen, representada en la parte inferior en el momento de su “Sí” a la voluntad de Dios, momento crucial en la vida de los jóvenes. Sobre la cabeza de María una serie de cinco puntos blancos forman su corona, éstos simbolizan a los jóvenes de cada continente. La cruz, a la derecha, completa la forma del corazón, y los colores que recuerdan los de la bandera de la República de Panamá, hacen referencia al rojo del amor y de la pasión de Cristo, y el celeste y el azul - colores marianos – al Océano Pacífico y al Mar Caribe.