22 de agosto de 2018
Dublín: Lidia y Andrea Alessi

Amor reciproco, mutua pertenencia, donación mutua

El amor es más grande: desde las diferencias de carácter hasta el don recíproco y sin reservas. Desde el "luto" por no poder tener hijos hasta el descubrimiento de la posibilidad de ser generativos de forma alternativa

“En nuestra historia se cumplen las palabras del Papa Francisco en Amoris Laetitia: “aunque la prole, tan deseada, muchas veces falte, el matrimonio, como amistad y comunión de la vida toda, sigue existiendo y conserva su valor e indisolubilidad. La maternidad no es una realidad exclusivamente biológica, sino que se expresa de diversas maneras”. Así se expresaron Lidia y Andrea Alessi, de la ACLI de Roma, en su testimonio en el Encuentro Mundial de las Familias en Dublín, en el panel sobre el tema "Y el más grande es el amor: el Papa Francisco en 1a Cor 13".

Los caminos, continuaron los dos, recordando las palabras del Papa, son "diferentes y abiertos a una rica planificación que conduce a la maduración del sentido común, proyecta la acción hacia el futuro, añade valor social al servicio de la comunidad. Esta clave de interpretación recorre nuestra historia y nos convierte en una familia generativa en lo social". Él es gerente de una empresa multinacional, ella está proyectada en el ámbito social: "Desde esta perspectiva, en 2008 fueron creados los Punto Acli Famiglia (actualmente hay 140 en Italia), para situar a la familia en el centro y como sujeto capaz de producir bienestar para toda la comunidad". Entre las buenas prácticas, "Generiamo LavORO" para los jóvenes e "Il pane a Chi Serve 2.0" que recupera el pan no vendido pero todavía bueno para llevar a los comedores de los pobres.