22 de agosto de 2018
Encuentro mundial de las familias

Matrimonio Ménager (Tobec), “la complementariedad sexual es esencial en el matrimonio para el don de si y la colaboración con Dios”

La referencia elegida por Emmanuel y Marie Gabrielle Ménager (Tobec - Francia), que han participado esta mañana en el panel del Congreso de Pastoral, en el marco del Encuentro Mundial de las Familias (Dublín, 21 - 26 de agosto), dedicado a la importancia de la complementariedad madre-padre, es la historia de la creación del hombre en el Génesis: "Dios creó al hombre a su imagen; a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó". "En otras palabras", comentan, "esta diferencia en nuestros cuerpos sexuales dice algo acerca de Dios”. Para los dos ponentes la familia "es el reflejo vivo de la comunión de amor de la Santísima Trinidad, y es en la familia donde la madre y el padre están llamados a vivir esta comunión a través del don de sí mismos". En esta perspectiva, "la complementariedad y la conciencia sexual son esenciales en el matrimonio para el apoyo mutuo y la autodonación -donde el padre y la madre se convierten en colaboradores de la obra de Dios- y son necesarios para el desarrollo integral y armonioso del niño, como subrayó el Papa Francisco en Amoris Laetitia". Para los Ménager, "los fieles cristianos están llamados a apoyar a las parejas en su mutua donación, en el amor conyugal y en la complementariedad sexual" y hoy "la emergencia es proponer instrumentos que ayuden a la transmisión del Evangelio de la familia. Por eso hemos desarrollado -concluyen- programas de apoyo a las escuelas, parroquias y familias, para ayudarles a vivir la verdad, el sentido y la llamada del cuerpo. Ayudarles a vivir en la imagen del amor de Dios y a dar a Dios al mundo”.