23 de agosto de 2018
Encuentro mundial de las familias

Dezelski (asistente obispos Usa), “las tendencias culturales inducen a que no se reconozca al niño como un don”

“Que un niño no debe ser reconocido como un don no es demasiado difícil de imaginar si nos fijamos en las tendencias culturales actuales de todo el mundo, que separan y no respetan el don recíproco entre un hombre y una mujer". Lo ha dicho Julia M. Dezelski, asistente de la Conferencia episcopal de los Estados Unidos para familia, vida y laicos, en el panel dedicado a Amoris Laetitia en el marco del Encuentro mundial de las familias, que se está llevando a cabo en Dublín. "He experimentado en primera persona el don de una nueva vida cuando di a luz a mi primer hijo hace sólo seis meses - dijo -. Pero también me doy cuenta de que la vida nueva no siempre es amada". Así pues,  Dezelski indica tres elementos del quinto capítulo de Amoris Laetitia, que "ayudan a crear una vida familiar sana". "Estos puntos pueden parecer obvios, pero todos están amenazados y cuestionados hoy en día. Combinados, estos elementos promueven el cuidado del don de la vida - reiteró -. En el contexto de amor de la autodonación entre esposo y esposa, varón y mujer, el don de un niño es mejor recibido”. Una condición que excluye la anticoncepción. "En la Humanae Vitae se nos recuerda que el don recíproco de los esposos exige la totalidad de la persona. Por esta razón, la anticoncepción es contraria al bien del amor conyugal”.