23 de agosto de 2018
Dublín: Maria y Gianni Salerno

La palabra 'clave' es 'comenzar de nuevo'

“Podemos dar testimonio de la belleza de tantas familias en el mundo que, incluso en medio de las tormentas de la vida cotidiana, experimentan la alegría de educar y la gracia de la presencia de Jesús en la familia”

En la segunda jornada del Congreso teológico pastoral dedicada a los Capítulos 4 ("El amor en el matrimonio") y 6 ("Algunas perspectivas pastorales") de Amoris Laetitia, el matrimonio formado por María y Gianni Salerno, responsables de Familias nuevas del movimiento de los Focolares, dieron su testimonio sobre las alegrías y los desafíos de los padres de hoy, desde el momento que les dicen que están esperando un hijo: "Desde el principio como padres y madres podemos ser conscientes de que, siendo nosotros un icono de Dios, tenemos una gran oportunidad de ser sus canales hacia el hijo. Nuestra tarea es acompañarlo, pero debemos respetar su libertad ayudándolo a descubrir el plan que Dios ha pensado para su felicidad”. En la normalidad de las familias cristianas la palabra "clave" es "empezar de nuevo":

 “Cuántas veces nos hemos encontrado disculpándonos con nuestros hijos por una reacción exagerada, y de esta forma ellos también han aprendido a disculparse”. Aún más: "A veces surgen conflictos. Es importante que los padres puedan ponerse en el lugar de sus hijos, casi como si estuvieran "caminando en su lugar", empapándose de lo que están viviendo. Debemos sentir sus emociones, miedos y dificultades en nuestra propia piel antes de dar respuestas, ejercitando esa escucha profunda que es capaz de acoger al otro hasta el fondo". ¿Se trataría de familias ejemplares difíciles de encontrar? No, "podemos dar testimonio de la belleza de tantas familias en el mundo que, incluso en medio de las tormentas de la vida cotidiana, experimentan la alegría de educar y la gracia de la presencia de Jesús, vivo en la  familia”.