15 de noviembre de 2018
Reforma de la Curia

Una sacramentalidad que hay que conservar

Las palabras del secretario del C9 sobre la nueva Constitución apostólica “Praedicate evangelium”

"Sería engañoso pensar en una reforma que devaste por completo el sistema curial. En la Curia, de hecho, hay dicasterios que se focalizan en ejercicios fundamentales de la acción eclesial, como la proclamación del Evangelio, la salvaguardia de la fe y la custodia de las costumbres, la vida litúrgica, el servicio de la communio y de la caridad ... Otros dicasterios se refieren a las personas y a los estados de vida en la Iglesia. Todo esto debe ser necesariamente preservado incluso si, como para cualquier otra estructura de servicio, siempre sea necesario un cierto tipo de 'mantenimiento' permanente”. Esto fue lo que afirmó monseñor Marcello Semeraro durante la apertura del año académico de la Pontificia Universidad Lateranense, en la cual el secretario del C9 realizó una lectio magistralis sobre el tema de la nueva Constitución Apostólica “Praedicate evangelium”.

“Reforma – añadió –, en la mens de Francisco significa mucho más que una simple mutación estructural. Se trata, más bien, de ver lo que es necesario para que en el transcurso del tiempo y en el cambio de las situaciones, la Iglesia conserve su "sacramentalidad", es decir, su transparencia con respecto a Dios, que la hace existir y permanece en ella. Y esto también se aplica a la Curia”.