22 de marzo de 2019
Deporte

La doctrina social de la Iglesia sobre el deporte: una herramienta poderosa para el crecimiento

En la Universidad de Notre Dame, South Bend, Indiana, se celebró el Simposio sobre la Iglesia y el Deporte, en el que se abordó el documento “Dar lo mejor de uno mismo” y el derecho de todos a acceder al deporte

El 7 de marzo, el Simposio sobre la Iglesia y el Deporte, copatrocinado por Play Like a Champion Educational Series, reunió a académicos, obispos estadounidenses y administradores católicos del deporte juvenil para discutir y examinar el papel de la juventud y el deporte en la sociedad, partiendo sobretodo de la base del documento del Dicasterio sobre el deporte “Dar lo mejor de uno mismo” y las implicaciones pastorales en el contexto estadounidense del encuentro. El objetivo general del Simposio era trabajar a fondo la noción de  “pay to play” (pagar para jugar) que se da en todo el país, y el papel que las universidades católicas, escuelas y parroquias deben desempeñar para que el deporte esté al alcance de todos los niños, independientemente de su religión, circunstancias económicas y capacidades físicas.

El Prefecto, el cardenal Farrell, envió un mensaje al Dr. Clark Power, fundador y director de Play Like a Champion today, y a los participantes del Simposio afirmando que excluir a los estudiantes de la práctica de un deporte impide que “todos los niños disfruten de los beneficios humanos y espirituales del deporte”. Dejar a los niños fuera del deporte es “contrario a la vida y al ministerio de Jesús, que siempre ha prestado especial atención a los niños y especialmente a los pobres y excluidos”.