10 de septiembre de 2019
Colombia

Reflexionar sobre los ancianos es un servicio para la Iglesia

Discurso de Vittorio Scelzo en el encuentro de la “Pastoral del adulto mayor” de la Conferencia Episcopal de Colombia.

“Vuestra reflexión sobre el papel de los ancianos en la sociedad y en la comunidad eclesial es un servicio precioso para toda la Iglesia”. Con estas palabras Vittorio Scelzo, responsable de la sección del Dicasterio que se ocupa de la pastoral de los ancianos, se dirigió a los participantes del encuentro “El tesoro de la vejez” organizado por la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) y que reunió del 27 al 29 de agosto en Bogotá a todos los delegados y agentes pastorales involucrados en la Pastoral del Adulto Mayor.

Scelzo recordó lo mucho que el Papa Francisco insiste en valorar a los ancianos y cómo él mismo subrayó que la espiritualidad cristiana fue tomada por sorpresa ante la novedad de la presencia de tantos ancianos en la Iglesia. “En esta perspectiva - añadió - el valor de vuestro trabajo es doble: por un lado, mostráis a los ancianos que encontráis la cara tierna de una Iglesia en salida, y por otro, contribuís a la reflexión sobre la vocación de los ancianos en la Iglesia que el Santo Padre nos ha pedido que iniciemos”.

Durante la sesión inaugural del encuentro, Mons. Jaime Muñoz Pedroza, delegado de la CEC para la Pastoral del Adulto Mayor, dijo que es necesario “salir de nuestras parroquias para saber cuántas personas mayores hay en nuestras comunidades y dónde viven”. A su vez, Mons. Elkin Fernando Álvarez Botero, secretario general de la CEC, insistió en la necesidad de “globalizar la Pastoral del Adulto Mayor para que se integre cada vez más en todas las dinámicas pastorales”.