17 de noviembre de 2020
GMG

El paso de los símbolos de la JMJ de la representación de la juventud panameña a la juventud portuguesa

Gmg-Panama-croce-Papa-Francesco-giovani-SLIDE.jpg

Con ocasión de la solemnidad de Cristo Rey del Universo, el domingo 22 de noviembre a las 10 de la mañana, el Santo Padre presidirá la celebración eucarística en el altar de la cátedra de la Basílica de San Pedro. Al final de la Misa los símbolos de las JMJ - la Cruz y la réplica del icono Salus Populi Romani - pasarán de la representación de los jóvenes panameños a la de los jóvenes portugueses. La última Jornada Mundial de la Juventud, de hecho, se celebró en Panamá, mientras que la próxima, prevista para 2023, tendrá lugar en Lisboa. De conformidad con las normas de seguridad sanitaria vigentes, el gesto simbólico de la entrega tendrá lugar en presencia de las muy reducidas delegaciones de ambos países.

Todos están invitados a participar virtualmente en la Celebración Eucarística, que será transmitida en vivo por el canal oficial de Youtube de Vatican News. La misma transmisión será seguida por los responsables de la pastoral juvenil de las conferencias episcopales y de los movimientos internacionales, que desde mañana hasta el sábado participarán en el Encuentro internacional en línea "De Panamá a Lisboa - llamados a la sinodalidad misionera" organizado por nuestro Dicasterio. Tanto la entrega de los símbolos de las JMJ como el Encuentro internacional, inicialmente previsto para abril de 2020, habían sido aplazados debido a la emergencia sanitaria mundial aún en curso.

Desde hace años, la Cruz y el Icono Salus Populi Romani acompañan los preparativos de las etapas internacionales de las JMJ: la entrega de los símbolos a los jóvenes de la diócesis que acoge la Jornada siempre tuvo lugar al final de la celebración del Domingo de Ramos presidida por el Santo Padre en la Plaza de San Pedro. Esta tradición se remonta a 1984 cuando, al concluir el Año Jubilar de la Redención, el Papa Juan Pablo II confió a los jóvenes la Cruz del Jubileo, conocida hoy como la Cruz de las JMJ, que desde entonces ha estado en el centro de todas las etapas internacionales de las Jornadas. En 2003, el Santo Padre también ofreció a los jóvenes una réplica del icono de Maria Salus Populi Romani, que acompaña a la Cruz en sus peregrinaciones por el mundo.

 

 

 


.