09 de diciembre de 2021
Familia

El amor en la familia como expresión de la vida trinitaria

Saludo de S.E. Card. Kevin Farrell con motivo del 25 aniversario de la creación de la Diócesis de Carabayllo, Perú

 

Para celebrar el 25 aniversario de la Diócesis de Carabayllo, Perú, erigida en 1996 por San Juan Pablo II, el Card. Kevin Farrell envió un saludo en el que invitaba a la diócesis peruana a tener una mirada renovada sobre la familia y la gracia del bautismo para iniciar un camino sinodal con los matrimonios.

En su saludo, el Card. Farrell destacó el don de la comunión que pertenece intrínsecamente a la familia en virtud del sacramento del matrimonio. Como leemos en Amoris Laetitia, las familias son "un recurso precioso para la Iglesia, ya que pueden contribuir a renovar el tejido mismo de todo el cuerpo eclesial", por lo que la familia puede ayudar realmente a la Iglesia a comprender el significado de la comunión eclesial, de su vocación de "estar juntos".

Las familias desean "recorrer el camino sinodal como sujeto eclesial", continuó Farrell, contribuyendo "con su propia experiencia de alegría y sufrimiento a la misión de la Iglesia".

El Prefecto del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, encomendó a monseñor Panizza Richero, obispo de Carabayllo, y a su diócesis la misión de "ayudar a las familias a redescubrir la gracia del bautismo como fundamento de su belleza y fortaleza frente a los numerosos desafíos que hoy enfrentan".

En conclusión, el Card. Farrell deseó a los fieles un camino verdaderamente sinodal que ayude "no sólo a la Iglesia a enriquecerse con la presencia evangelizadora de las familias, sino también a conducir a itinerarios catecumenales capaces de acompañar a las familias a redescubrir cada día esa gracia bautismal, que en el matrimonio se convierte en presencia viva de Cristo en las familias".