13 de septiembre de 2017
Familias en Brasil

“Estamos convencidos de la belleza del plan de Dios para la familia”

El Secretario, padre Awi Mello, escribe a los participantes del XV Congreso de pastoral familiar de las diócesis brasileñas

“Espero de todo corazón que continuéis mostrando, convencidos y sin desanimaros, la belleza del proyecto de Dios para la familia y que enfrentéis unidos, con valentía, sus grandes desafíos”. 

Con estas palabras el padre Alexandre Awi Mello – que acaba de asumir el cargo de Secretario del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida– se dirigía a los participantes del XV Congreso Nacional de Pastoral Familiar, organizado por la Conferencia de Obispos brasileños en Cuiabá, capital del Mato Grosso. Alrededor de mil agentes de la pastoral familiar de todo Brasil se reunieron del 8 al 10 de septiembre para compartir un tiempo de comunión, formación y confrontación.

“Sabemos que el Papa nos pide que realicemos una pastoral familiar atenta para acompañar a las personas y a las familias -escribía el Secretario del Dicasterio en el mensaje enviado para la ocasión a los participantes - y nos recuerda que este acompañamiento no implica imponer obligaciones de manera autoritaria, sino más bien educar a una libertad responsable: «Estamos llamados a formar las conciencias, pero no a pretender sustituirlas» (AL 37)”. 

El Congreso ha desarrollado el tema “Familia, una luz para la vida en la sociedad”, y se han abordado temáticas de pastoral pre-matrimonial, post-matrimonial y “casos especiales”. Las adopciones, la dimensión misionera de la familia, los ancianos, la colaboración entre la Pastoral de la Familia y los tribunales eclesiásticos son algunos de los temas profundizados.

“La familia hoy en día, es sin duda, una luz para la vida en la sociedad y uno de los ámbitos privilegiados y urgentes de la misión de la Iglesia en el presente – se sigue leyendo en el mensaje –. La exhortación apostólica Amoris Laetitia nos proporciona algunas pistas de acción. Indica como prioridad una pastoral prematrimonial y una pastoral matrimonial que sean ante todo una pastoral del vínculo, donde se aporten elementos que ayuden tanto a madurar el amor como a superar los momentos duros. (cfr. AL 211).

El Papa nos ha recordado que no debemos renunciar a proponer el ideal pleno del matrimonio, haciendo un esfuerzo para consolidar los matrimonios y así prevenir las rupturas, (cfr. AL 307), pero también a acercarse con misericordia a aquellas situaciones en las que este ideal no puede (o ya no puede) ser plenamente realizado”.

P. Awi Mello ha instado finalmente a los participantes del Congreso a asistir al XI Encuentro mundial de las familias que se celebrará en Irlanda, en agosto de 2018, y cuya preparación ha cobrado vida con una fructífera colaboración entre la Arquidiócesis de Dublín y el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida.

Como hijo de la tierra brasileña, el Secretario del Dicasterio concluye el mensaje diciendo que hay mucho que aprender de estas Iglesias locales, pero desde ya “podemos estar orgullosos del camino que hemos hecho hasta ahora y podemos compartirlo con alegría”. 

El Convenio, además de realizar un ahondamiento pastoral sobre el camino de la familia en la Iglesia y en la sociedad actual, ha contado con celebraciones eucarísticas, momentos de oración, representaciones teatrales, momentos culturales y testimonios.