05 de diciembre de 2017
Uganda

La pastoral juvenil al encuentro de los refugiados

Además de la preparación del Sínodo de Obispos de 2018 y la organización de la Jornada Nacional de la Juventud, el Departamento Nacional de la Juventud trabaja con los campamentos de refugiados para ofrecerles un espacio de escucha y capacitación

El Departamento Nacional de la Juventud de la Conferencia de Obispos de Uganda está trabajando intensamente en este periodo. Recibimos noticias del compromiso asumido por éste en la recopilación de respuestas al Cuestionario preparado por la Secretaría del Sínodo de los Obispos con vistas a la próxima Asamblea Ordinaria sobre el tema "Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional", y la preparación para la Jornada nacional de la juventud que se llevará a cabo en la diócesis de Kabale del 12 al 17 del próximo mes de diciembre.

Las diecinueve diócesis del país, las instituciones católicas y no católicas, las casas de formación, las congregaciones religiosas, los movimientos juveniles y las asociaciones han contribuido con sus respuestas al Cuestionario. La mayoría de dichos cuestionarios, ya han sido enviados a Roma, provienen de jóvenes católicos, pero no solamente; también han participado jóvenes ya integrados en el mundo laboral, desempleados; estudiantes, e incluso aquellos que no participan en las actividades de la Iglesia, solo de forma individual.

Al mismo tiempo, se están llevando a cabo los preparativos para la Jornada Nacional de la Juventud, a la cual también han sido invitados los jóvenes de los países vecinos, como Sudán del Sur, Tanzania, Ruanda, Kenia y Burundi. El evento anual toma como puntos de referencia los temas de las JMJ (el tema de este año es "el Todopoderoso ha hecho grandes cosas por mí"), y permite a los jóvenes ugandeses, que a menudo tienen dificultades para participar en las JMJ internacionales, reunirse para dialogar sobre sus aspiraciones y experiencias de comunión y de Iglesia, así como renovar su compromiso con la urgente tarea de la nueva evangelización.

Además de estas actividades pastorales hay otra actividad digna de ser mencionada y que tiene que ver con los jóvenes refugiados. De hecho, Uganda es uno de los países con el mayor número de refugiados en el mundo. La mayoría de ellos provienen de Sudán del Sur, y en menor número de la República Democrática del Congo, Burundi y Somalia. Ante esta grave realidad, el Departamento Nacional de la Juventud ha puesto en marcha el programa “acompañamiento pastoral para los jóvenes refugiados”, una pequeña contribución a los grandes problemas de la vida en los campos de refugiados, para transmitir el mensaje cristiano del amor de Dios. La provincia de Gulu (diócesis de Arua, Gulu, Lira y Nebbi), en cuya zona hay muchos nuevos campos de refugiados, ha enviado muchos grupos (compuestos por miembros del clero, religiosos y animadores laicos) que visitan regularmente los campos, se ocupan de la formación de los jóvenes refugiados, ofrecen cursos de Biblia, organizan encuentros de oración, celebraciones eucarísticas y penitenciales, retiros y momentos de diálogo ... todo para ofrecer oportunidades de encuentro entre los diferentes grupos étnicos presentes en los campos, y entre los refugiados y las comunidades locales. También están disponibles para escuchar a los que acuden a ellos y organizan juegos y actividades deportivas, momentos favorables para la evangelización. ¡Un gran trabajo!

Youth Uganda