31 de enero de 2017
Laos y Camboya

Laos y Camboya, Iglesias del martirio y de la resurrección

Las Iglesias de Camboya y Laos hablan del martirio y de la resurrección. “Cuando empecé mi actividad misionera – dijo Mons. Olivier Schmitthaeusler, Vicario Apostólico de Phnom Penh y Presidente de la Conferencia Episcopal de los dos países – en mi diócesis sólo había un católico. Todos los sacerdotes, monjas y misioneros fueron asesinados por Pol Pot o se vieron obligados a huir. La Iglesia en Camboya ya no existía”.

Hoy en día la situación es muy diferente, las cifras son pequeñas, pero la Iglesia ha renacido y está en salida, comprometida en las actividades educativas y solidarias con los más pobres. Entre ellos están los cristianos, 80% de ellos están por debajo del umbral de pobreza. La asistencia dominical es muy alta, de los 23.000 católicos que hay en el país el 60% va a Misa.

Se trata de comunidades jóvenes, en un país con una edad media relativamente baja, compuesto en su mayoría por personas que han abrazado el cristianismo recientemente. Entre ellos hay muchas mujeres que han encontrado en la Iglesia un lugar en el que se reconoce y respeta su dignidad. La mayor parte de los cargos dentro de las tres diócesis están en manos de los laicos. La Iglesia en Camboya se prepara a abrir su primera universidad católica y a celebrar un año de la familia.                

En Laos la Iglesia vive en un ambiente marcado significativamente, en parte debido al difícil entorno político, por el materialismo. La presencia de sacerdotes y obispos, todos laosianos, es ínfima. Los laicos no pueden dar abiertamente testimonio de su condición religiosa. Sin embargo, los 50.000 católicos de Laos, algunos de los cuales pertenecen a la minoría Hmong, se dedican a muchas actividades caritativas. El amor por los pobres es el territorio de libertad de la Iglesia en Laos, por ejemplo, en algunos pueblos, ella sigue siendo la única que cuenta con dispensarios de asistencia sanitaria.

El 11 de diciembre de 2016 tuvo lugar la beatificación de 17 mártires, laosianos y extranjeros, víctimas de la represión anti-religiosa entre los años 1954 y 1970. Entre ellos había 6 catequistas laicos laosianos.
Las iglesias de Laos y Camboya, que forman una única Conferencia Episcopal, recientemente han celebrado una Jornada local de la Juventud.

 

 

Ad Limina Visit Laos & Cambodia