02 de mayo de 2017
FIAC

Papa Francisco: “El carisma de la Acción Católica es el carisma de la misma Iglesia”

II Congreso internacional “Acción Católica es misión con todos y para todos”.

La misión de la Acción Católica, hoy, – según el Papa Francisco – consiste en la formación de “discípulos misioneros”. El corazón del extenso y explicativo discurso, que el Santo Padre dirigió a los participantes de la segunda asamblea del FIAC (Foro Internacional de la Acción Católica) es la misión, tal y como aparece muy claro en la conferencia de Aparecida, y sobre todo, en la Evangelii Gaudium.

El encuentro comenzó con las palabras introductorias del card. Farrell, prefecto del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida que subrayó el hecho de que “todas las Asociaciones de Acción Católica del mundo sienten un fuerte deseo de “ir a los confines”, de ser discípulos apasionados de Jesús que quieren salir de los recintos cerrados de las viejas costumbres y de los esquemas obsoletos, para encontrar a los hombres y mujeres que todavía están esperando el mensaje del Evangelio y para dar testimonio con alegría del amor del Padre manifestado en su Hijo Jesús”.

Seguidamente le fueron entregados al Papa varios regalos, entre ellos había un cuaderno con dibujos de los niños de la Acción Católica y una biblia, encontrada en el fondo de un barco de inmigrantes, que estaba abierta en la página del Salmo 55 « Dios mío, no me des la espalda; presta oído a mi oración. ¡Atiéndeme!¡Respóndeme!».

Tomó de nuevo la palabra el Santo Padre y habló acerca de la misión de la asociación, hoy, haciendo hincapié en que: “El carisma de la Acción Católica es el carisma de la misma Iglesia encarnada entrañablemente en el hoy y en el aquí de cada Iglesia diocesana”. Así pues, dio las gracias al FIAC por haber “asumido decididamente la Evangelii Gaudium como carta magna”.

De esta elección deriva el hecho de que “la misión no es una tarea entre tantas en la Acción Católica, sino que es la tarea. La Acción Católica tiene el carisma de llevar adelante la pastoral de la Iglesia” y para esto es necesario “replantear sus planes de formación, sus formas de apostolado y hasta su misma oración para que sean esencialmente, y no ocasionalmente, misioneros”.  

En las palabras pronunciadas antes los delegados de la Acción Católica de todo el mundo resuena con fuerza el pensamiento del Papa respecto al laicado y su preocupación por el hecho de que los laicos lleguen a ser clericalizados “La Acción Católica no puede estar lejos del pueblo, sino que sale del pueblo y tiene que estar en medio del pueblo. Tienen que popularizar más la Acción Católica”.

De igual manera para el Papa Francisco es importante que el laicado sea el protagonista de la iglesia en salida: “salida significa apertura, generosidad, encuentro con la realidad más allá de las cuatro paredes de la institución y de las parroquias. Esto significa renunciar a controlar demasiado las cosas y a programar los resultados”.

La jornada se concluyó con las vísperas presididas por el cardenal Farrell.