28 de septiembre de 2017
Ecuador

Podemos pensar en nuestras parroquias en sentido laical

Visita ad Limina de los obispos de Ecuador

Durante la visita ad Limina de los obispos de Ecuador al Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, uno de los principales temas abordados ha sido el de la participación de los laicos en la vida de las parroquias. Algunos de los prelados presentes subrayaron que “este encuentro nos ayuda a pensar en nuestras parroquias en un sentido laical.

Es justamente la ayuda que este Dicasterio nos puede dar”. En particular, hemos hablado de todos aquellos fieles que no forman parte de un tejido asociativo, y que tienen como principal referencia la parroquia: “Tenemos una deuda con ellos, tenemos que dar un mayor empeño a su formación”.

Este compromiso parece aún más necesario, ya que, como en muchos otros países, los laicos y las familias se encuentran trabajando en una realidad cada vez más problemática. En particular, “la crisis de la familia se acentúa cada vez más, también por culpa de ideologías ajenas a la cultura ecuatoriana y por las presiones del exterior”.

Mons. Marcos Aurelio Pérez Caicedo, arzobispo de Cuenca, en la entrevista que publicamos ha hablado de un protagonismo de los laicos en muchas actividades de la Iglesia y de la necesidad de un acompañamiento y de una orientación por parte de los pastores.

En este sentido, durante el encuentro, muchos obispos han recordado la institución del Celca, Consejo Ecuatoriano de Laicos Católicos, un organismo representativo de los laicos que fue creado hace diecisiete años para dar mayor énfasis a su presencia en la iglesia ecuatoriana.

El card. Farrell insistió en la importancia de la formación de los jóvenes y de las familias recordando que, como dice a menudo el Papa Francisco, “no estamos viviendo un cambio cultural, sino un verdadero cambio de época” y que hemos de estar preparados para afrontarlo.

ad limina visit Ecuadorian Episcopal Conferenece