22 de agosto de 2018
Encuentro mundial de las familias

Card. Lacroix (primado de Canadá), “El Papa Francisco nos dice que el amor es un poder que puede cambiar una vida, una pareja, el mundo”

"Las estadísticas en nuestros países muestran que muchos matrimonios terminan en divorcios, a veces poco después de ser celebrados. Otra tendencia que podemos observar es que las parejas no elegirán el matrimonio sino que construirán una familia sin él, considerándolo una tradición anticuada, obsoleta o incluso restrictiva”. El card. Gérald Cyprien Lacroix, arzobispo de Quebec y primado de Canadá, habló esta mañana en el panel dedicado al matrimonio como un camino de alegría hoy en día, en el contexto del Encuentro mundial de las familias, que se celebra en Dublín. El purpurado puso en paralelo esta visión con la imagen del amor presentada por el Papa Francisco en la exhortación apostólica Amoris leatitia. "El Papa Francisco -reiteró el cardenal- esboza las características principales de lo que es el verdadero significado del amor y su contribución a una familia y a nuestro mundo. Me atrevería a resumir su enseñanza con estas pocas palabras: el amor es un poder. El amor es un poder que puede cambiar una vida, una pareja, una familia, el mundo”. Desafiando a quienes sostienen que "la vida familiar es anticuada", el purpurado señaló que "podría dar testimonio de lo enriquecedor que es ver a mi pueblo crecer en el amor y demostrar que todo el mundo ha aprendido de nuestros errores y ha crecido a través de ellos". Finalmente, mirando hacia un "futuro luminoso" para la familia cristiana, el card. Lacroix, citando al Papa Francisco, pidió la creación de "asociaciones para la defensa de los derechos y la búsqueda de objetivos nobles" para "contribuir al progreso social y cultural".