24 de agosto de 2018
Dublín: Francesca y Filippo De Carlo

Comunidades familiares de evangelización: la comunión de las iglesias que ya viven en las casas

¿Puede el sacramento del matrimonio desempeñar un papel en el camino hacia la unidad de los cristianos, hoy fuertemente amenazada por nuevas desviaciones?

En el panel sobre "El matrimonio, la familia y la búsqueda de la unidad de los cristianos" los esposos Filippo y Francesca De Carlo dieron su testimonio del proyecto (Asociación y Fundación) "Misterio Grande": Ante la perspectiva de un cristianismo reducido a un asunto privado, las "Comunidades Familiares de Evangelización", nacidas en el marco del proyecto, quieren ser un instrumento pastoral eficaz porque se basan en la Palabra y en el Magisterio de la Iglesia. El fundamento es la conciencia de que "los esposos consagrados por el Sacramento reciben la gracia de ser un signo real del Amor de Jesús a la Iglesia y están llamados a anunciarlo en sus vidas". "La "estrategia", si queremos llamarla así, para difundir el cristianismo ha sido siempre la de entrar en los hogares, porque sólo a partir de la conversión de los matrimonios se respeta la identidad de la Iglesia, que está llamada a ser fermento, parte integrada e integrante de la red relacional humana" y la parroquia se convierte en comunión de las Iglesias que ya viven en los hogares.