23 de agosto de 2018
Encuentro mundial de las familias

Prepararse para el matrimonio a la luz de "Amoris Laetitia": la experiencia del Departamento Vida, Familia y Matrimonio de la Conferencia episcopal de Inglaterra y Gales

"La compleja realidad social y los desafíos que la familia está llamada a afrontar hoy requieren un compromiso mayor de toda la comunidad cristiana en la preparación de los prometidos al matrimonio". Este pasaje de Amoris Laetitia (AL n. 206) es el punto de partida del testimonio del Departamento Vida, Familia y Matrimonio de la Conferencia Episcopal de Inglaterra y Gales. Caroline Dollard y Mons. Peter Doyle, obispo de Northampton, fueron los encargados de presentar este testimonio en el congreso pastoral celebrado en Dublín con ocasión del Encuentro mundial de las familias (21-26 de agosto). Doyle explica, "desde nuestra experiencia podemos decir que el compromiso de las familias y las comunidades parroquiales en acompañar a las parejas jóvenes que se preparan para la vida conyugal es importante en la preparación de las parejas para el matrimonio”. La preparación que se ofrece en Inglaterra y en el País de Gales es un verdadero "viaje", en el que participan no sólo las parejas de los futuros esposos, sino también las propias comunidades parroquiales. Uno de los puntos en los que insiste el programa es concienciar a las familias y a las comunidades parroquiales de la importancia de ofrecer un testimonio concreto de lo que significa hoy el matrimonio sacramental. "Este testimonio ayuda –explica Mons. Doyle - a las parejas de novios a comprender lo que Dios y la Iglesia quieren para ellos". Las comunidades parroquiales también pueden ofrecer un apoyo muy importante. "El apoyo de las comunidades es una ayuda concreta para los matrimonios jóvenes – añade - porque puede ofrecerles conocimientos y una importante riqueza de experiencias, pero sobre todo les anima a abrirse a la presencia de Dios en su historia, una presencia que les ayudará a sostener su amor en un matrimonio largo, fiel y fecundo". "Cuando las comunidades parroquiales toman en serio esta responsabilidad - continúa Mons. Doyle - el ministerio de preparación al matrimonio tiene el potencial de ser una alegría vital para las comunidades y las familias. Su amor es contagioso y hace bien a todos, como recuerda el Papa Francisco en Amoris Laetitia (n. 207)".  Una serie de ejemplos prácticos han enriquecido el testimonio del Departamento Vida, Familia y Matrimonio de la Conferencia Episcopal de Inglaterra y Gales. Y es precisamente a partir de estos ejemplos y de los testimonios aportados durante el seminario que se hace evidente que cada etapa del camino de la vida de una joven pareja puede tomar una nueva luz cuando es acompañada por las familias y la comunidad parroquial.