22 de agosto de 2018
Encuentro mundial de las familias

Mons. Leahy (Limerick), “un papel importante en la misión de la evangelización”. “No al desánimo”

Para Mons. Brendan Leahy, obispo de Limerick, que habló en el Encuentro mundial de las familias en Dublín, "el tema de la transmisión de la fe está ligado al tema mucho más amplio de la Iglesia misma como familia que transmite su vida de generación en generación". El prelado, moderador de un panel sobre los desafíos que las familias afrontan en la educación de sus hijos en la fe, en el Congreso pastoral, recuerda el compromiso de la Iglesia primitiva en la transmisión de la fe y recuerda que para san Agustín se trataba de "dar a luz a Jesús en los demás". Esto -advierte- es algo que vivimos juntos: ver y amar a Jesús el uno en el otro, incluso en nuestra familia. Por lo tanto, la familia tiene un papel importante en la misión evangelizadora de la Iglesia. Un hogar, según el prelado, no es simplemente un hogar, sino "la primera escuela de nuestra socialización, el lugar de las relaciones" que "transmite la fe de manera dinámica". "Podríamos sentir -reconoce- que en nuestra casa no hemos logrado transmitir la fe. Y sin embargo, a pesar de sus limitaciones, el ejemplo de los padres permanece. Ninguna familia desciende del cielo perfectamente formada. Cada familia está en un viaje de amor desinteresado, que incluye el perdón heroico”. "Por medio de la palabra y el ejemplo, cada miembro de la familia tiene un papel que desempeñar, desde los padres hasta los hijos y los abuelos”. Y si la transmisión de la fe se ve dificultada "por los estilos de vida actuales, los horarios de trabajo y la complejidad del mundo de hoy", nos recuerda que, "no podemos desanimarnos”.