09 de diciembre de 2019
Papa Francisco

Familias, testigos y misioneros del Evangelio

Discurso del Santo Padre a los participantes en el curso del Tribunal de la Rota Romana sobre la protección del matrimonio y la atención pastoral a las parejas heridas

“La Iglesia, cuando se encuentra con estas realidades de parejas heridas, antes que nada, llora y sufre con ellas; se acerca con el aceite del consuelo, para calmar y sanar; quiere cargar sobre sí misma el dolor que encuentra. Y si, luego, se esfuerza por ser imparcial y objetiva en la búsqueda de la verdad de un matrimonio roto, la Iglesia nunca es ajena, ni humana ni espiritualmente, a los que sufren”.

Así se expresó el Papa Francisco hace unos días en un intenso discurso a los aproximadamente 400 participantes en el curso organizado por el Tribunal de la Rota Romana, centrado en la protección del matrimonio y la atención pastoral a las parejas heridas.

El Papa recordó que san Pablo compara el matrimonio cristiano a la unión de Cristo con la Iglesia, su cuerpo, que ama hasta llegar al sacrificio de la cruz. Por eso los esposos cristianos están llamados "a caminar con la Iglesia y en la Iglesia, a caminar juntos por el camino de la santidad", viviendo el matrimonio cristiano como "un camino de fe", unión íntima de los esposos que son "las columnas" de la Iglesia doméstica, dijo refiriéndose al Concilio Vaticano II, a "Amoris laetitia" y a la "Familiaris consortio" de san Juan Pablo II.

Hoy en día, continuó, en las comunidades parroquiales y diocesanas, la necesidad de ese precioso ministerio de los esposos en la Iglesia se siente cada vez más, "un ministerio misionero que proclama que Cristo está vivo y actúa". "Este sacramento no se improvisa", aclaró el Papa Francisco, ya que es necesario prepararse desde novios. Acabó su discurso animando a los "pastores, obispos y sacerdotes, a promover, apoyar y acompañar este proceso, para que la Iglesia se renueve, convirtiéndose cada vez más en una red capilar de comunidades de familias que son testigos y misioneros del Evangelio".