19 de diciembre de 2019
Ancianos

Los ancianos y el futuro

Las palabras del Santo Padre a la Asociación Nacional de Trabajadores de la Tercera Edad

“Cuando el Papa habla de los ancianos, habla del futuro y de su valioso papel en la Iglesia y en la sociedad.  Esto confirma nuestra decisión de organizar el primer congreso internacional sobre la pastoral de los ancianos. El p. Alexandre Awi Mello, secretario del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, comentó las palabras del Santo Padre durante el encuentro con la Asociación Nacional Italiana de Trabajadores de la Tercera Edad.

“El futuro, dijo el Papa, -y esto no es exagerado- estará en el diálogo entre jóvenes y ancianos. Si los abuelos no dialogan con sus nietos, no habrá futuro”.

Durante la audiencia, el Santo Padre también habló del tema de la gratuidad, subrayando que “los ancianos con buena salud pueden ofrecer unas horas de su tiempo para atender a las personas necesitadas, enriqueciéndose así a sí mismos”. Esto desmiente la idea - o el prejuicio - de que sólo son portadores de necesidades y muestra cuán preciosa es su contribución en términos de memoria, solidaridad y -como dice la Escritura- sueños (cf. Jl 2, 28).

El primer congreso internacional sobre la pastoral de los ancianos, “La riqueza de los años”, que el Dicasterio organiza en el Vaticano del 29 al 31 de enero de 2020, pretende ayudar a profundizar algunas de las reflexiones sobre los ancianos propuestas por el Santo Padre en numerosas ocasiones, incluida la de ayer.

¿Cómo podemos “contrarrestar esta cultura venenosa del descarte [y] construir tenazmente una sociedad diferente, más acogedora, más humana, más inclusiva, que no necesita descartar a los débiles de cuerpo y de mente, sino una sociedad que mida su “ritmo” precisamente respecto a estas personas?”

¿Existe una vocación específica para el tiempo de la vejez? ¿Cuál es la contribución de las personas mayores dentro de la familia?

Esta y otras preguntas serán contestadas por las casi quinientas personas -de los cinco continentes- que se reunirán en Roma a finales de enero. La página web y los canales sociales del Dicasterio permitirán seguir los trabajos del Congreso.