21 de octubre de 2019
Santidad laical

Un buen ejemplo para las familias modernas

La asamblea plenaria de los obispos polacos dio su asentimiento para solicitar la autorización para comenzar el proceso de beatificación de los padres del papa Juan Pablo II

"No hay la menor duda de que la espiritualidad del que sería un santo pontífice se formó en la familia y gracias a la fe de sus padres".  Con estas palabras, el cardenal Stanislaw Dziwisz, ex secretario privado de Juan Pablo II, comentó la noticia del asentimiento, por parte del plenario de los obispos polacos, para solicitar a la Santa Sede la autorización al seguimiento, a nivel diocesano, del proceso de beatificación de los padres del papa Juan Pablo II.

La noticia llegó justo después de la sesión plenaria, durante la cual los obispos abordaron varios aspectos de las celebraciones por el centenario del nacimiento de Karol Wojtyla, que tendrá lugar el 18 de mayo de 2020. La Arquidiócesis de Cracovia, por lo tanto, ha obtenido  de la Conferencia Episcopal, su asentimiento para proceder con la solicitud de autorización para comenzar el proceso de beatificación de la madre del futuro Papa, Emilia Kaczorowska, fallecida cuando Karol tenía solo 9 años, y de su padre, del mismo nombre, que murió en 1941, durante la Segunda Guerra Mundial.

"Los padres del Papa polaco pueden llegar a ser un muy buen ejemplo para las familias modernas", agregó el cardenal Dziwisz, recordando que el Papa Francisco, durante la ceremonia de canonización, le dio a Wojtyla precisamente el título de "Papa de las familias".