06 de octubre de 2020
Adopciones

Cuidar y regenerar a los niños más frágiles

Mensaje del card. Kevin Farrell en la inauguración de la iniciativa Catholic Care for Children International (CCCI)
UISG_Adozione.jpg

Trabajar para construir un mundo en el que cada niño crezca en una familia segura y amorosa o en una comunidad que lo apoye: esta es la visión de la Catholic Care for Children International (CCCI), una iniciativa fundada bajo el amparo de la Unión Internacional de Superioras Generales (UISG), con el objetivo de apoyar a las religiosas de todo el mundo en la promoción de un enfoque familiar y comunitario -y no institucional- para el cuidado de los niños más vulnerables.

Con motivo del lanzamiento de esta innovadora iniciativa mundial, que tuvo lugar el 2 de octubre en directo por streaming, el cardenal Kevin Farrell, prefecto del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, envió un mensaje con sus saludos. “Los pequeños a los que cuidáis son personas especialmente vulnerables, a menudo marcadas, a pesar de su temprana edad, con profundas heridas físicas, emocionales y relacionales”. “En los orfanatos, así como en otras instituciones”, continuó el card. Farrell en su mensaje, “han sufrido la separación de sus padres y se han visto privados de la cercanía física, moral y espiritual de quienes los trajeron a este mundo; se encuentran en una situación particularmente frágil y necesitada”.

Para concluir, el Prefecto del Dicasterio animó a las religiosas de la UISG a encontrar formas concretas de llevar a cabo esta iniciativa en favor de los más pequeños: “Con vuestro carisma específico dentro de la Iglesia, tenéis la extraordinaria responsabilidad de expresarles una presencia solícita para que se sientan regenerados en su vocación humana y cristiana”.