26 de noviembre de 2020
Movimientos y asociaciones

Don Piergiorgio Perini y las Células de Evangelización

Un recuerdo lleno de agradecimiento por un párroco “inflamado” por el Evangelio y que supo transmitir a muchos feligreses, y no sólo feligreses, la alegría de evangelizar.
DonPiGiPeriniPapaFrancesco.jpeg

Una semana después de su muerte, el pasado 19 de noviembre, el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, quiere dedicar un memorial a Don Piergiorgio Perini, conocido por todos como Don Pi.Gi., creyente convencido, sacerdote apasionado, hombre de Iglesia, iniciador del Sistema de Células Parroquiales de evangelización, difundido en varios países del mundo.

Don Pi.Gi. supo adaptar y desarrollar de manera creativa y eficaz una experiencia pastoral, la de las células de evangelización, que conoció en los Estados Unidos, en las que escuchó una verdadera y propia llamada del Señor a iniciar en su parroquia una renovada pastoral, con una nueva apertura misionera radical.

Don Pi.Gi. hizo así que mucha gente descubriera la belleza y la alegría de evangelizar como parte integral de su fe. También estaba convencido de que era fundamental que cada sacerdote se dedicara con todas sus energías a la edificación de la comunidad.

La realidad eclesial creada por don Pi.Gi., por lo tanto, precisamente a través del papel de mediación y guía del párroco, ha sabido conjugar bien el aspecto de “movimiento laical”, dirigido a los laicos y realizado principalmente por los laicos, con la dimensión parroquial que sigue siendo, en la mayor parte del mundo, el rostro de la Iglesia más cercano a la gente común.

Confiamos al Señor, en nuestra oración, a Don Pi.Gi., que en sus 90 años de vida y en sus 65 años de sacerdocio ha sido un apasionado testigo de Jesús y del Evangelio.