25 de febrero de 2020
Iglesia y Deporte

Un pacto educativo para el deporte

Centrar la atención en los métodos para involucrar a pastores, religiosos y laicos en la evangelización a través del deporte.

Hace unos días se celebró la Conferencia anual de la Oficina nacional de pastoral del tiempo libre, turismo y deporte de la Conferencia episcopal italiana sobre el deporte, en la que participó Santiago Pérez de Camino en su calidad de responsable de la Oficina Iglesia y Deporte de nuestro Dicasterio.

El encuentro se desarrolló en torno al tema “Un pacto educativo para el deporte” y quiso subrayar la importancia de los oratorios, las asociaciones y los voluntarios en la formación de las nuevas generaciones. También fue un momento de reflexión y trabajo para todos los responsables de las diócesis y las asociaciones deportivas católicas y una oportunidad para poner de relieve los nuevos métodos de trabajo y en particular las estrategias para implicar a toda la Iglesia -pastores, religiosos y laicos- en la evangelización a través del deporte.

En su saludo introductorio, Pérez de Camino animó a todos los presentes a no temer los cambios y los nuevos desafíos que puedan surgir al trabajar juntos. “Este pacto educativo pretende dejar de lado los problemas y las dificultades, sin perder de vista la realidad”, dijo, “para tender puentes y abrir una puerta a las nuevas generaciones sedientas de una palabra hermosa, de un mensaje que deje huella”.

Por último, citando al Papa Francisco en el prefacio del documento sobre el deporte “Dar lo mejor de sí mismo” publicado por nuestro Dicasterio, recordó que “en una cultura dominada por el individualismo y el descarte, el deporte es un ámbito privilegiado en torno al cual se reúnen las personas sin distinción de raza, sexo, religión o ideología y en el que podemos experimentar la alegría de competir para alcanzar juntos una meta; esto nos ayuda a rechazar la idea de conquistar una meta centrándonos únicamente en nosotros mismos”.