27 de octubre de 2021
Deporte

Premio “Retina d’Oro Especial 2021 al Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida

Un reconocimiento a la labor del Dicasterio en la promoción de la fe y los valores a través del deporte
Retina d'Oro 2021.jpg

 

El 1 de octubre, el presidente de la Retina d'Oro, Mauro Rufini, junto con el director deportivo Giampiero Caneschi, entregaron el premio “Retina d'Oro speciale 2021” al Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, en presencia del secretario del Dicasterio, P. Alexandre Awi Mello, y del jefe de la Oficina Iglesia y Deporte, Santiago Pérez de Camino.

El premio, creado hace 20 años, está dirigido a instituciones, organismos, personalidades y deportistas que, con sus actividades y su compromiso, ponen de relieve el valor y la propuesta educativa del deporte. El premio también se destina a proyectos que buscan promover la solidaridad y la inclusión social a través del deporte, recogiendo la invitación del Papa Francisco a trabajar con el deporte en programas y proyectos educativos y de encuentro social.

En palabras del presidente, “es de gran importancia el valioso trabajo que el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida y su oficina Iglesia y Deporte realizan en esta dirección”, en particular con la publicación en 2018 del documento “Dar lo mejor de uno mismo”, el primer documento de la Santa Sede sobre la visión cristiana del deporte.

“Los valores que han animado siempre nuestro premio están en gran armonía con el Magisterio de la Iglesia. Entre los premios especiales Retina ya está el reconocimiento a la Oficina de Deportes de la Conferencia Episcopal Italiana en 2012 y a la Fundación Pontificia Scholas Occurrentes en 2019, signos tangibles de la presencia y el trabajo de la Iglesia.”

El Secretario, P. Alexandre Awi Mello, al recibir este premio destacó cómo este galardón “honra al Dicasterio y nos empuja en la promoción de la fe y los valores a través del deporte”. En el Dicasterio somos conscientes de que la práctica del deporte es un elemento fundamental para el crecimiento y el desarrollo integral de las personas, tanto a nivel humano como espiritual, y este premio contribuye a reforzar los valores éticos y humanos del deporte, con iniciativas dirigidas a proponer y promover el valor educativo de la práctica deportiva.”