14 de mayo de 2021
Natalidad

Para que el futuro sea bueno, hay que cuidar a las familias

El Papa Francisco en la apertura de los Estados Generales de la Natalidad

""¡Los niños son la esperanza que hace renacer a un pueblo! [...] Si las familias no están en el centro del presente, no habrá futuro; pero si las familias se vuelven a poner en marcha, todo se volverá a poner en marcha".

Dijo el Papa Francisco esta mañana al inaugurar los Estados Generales de la Natalidad, organizados por el Foro de Asociaciones Familiares Italianas. La preocupación por lo que "se está convirtiendo en el viejo continente no ya por su gloriosa historia, sino por su avanzada edad" estuvo en el centro del discurso del Santo Padre, que no dejó de referirse, sin embargo, a la situación italiana y en particular a las consecuencias de la crisis caudada por el Covid-19.

A continuación, el Papa recordó que en estos meses las familias han tenido que desempeñar, incluso más de lo habitual, el papel de suplente: "¡Cuántas familias en estos meses han tenido que hacer horas extras, repartiendo la casa entre el trabajo y la escuela, con padres que han hecho de profesores, de informáticos, de obreros, de psicólogos!" y a continuación añadió "¡Y cuántos sacrificios se exigen a los abuelos, verdaderos botes salvavidas de las familias!".

La natalidad -así lo dijo el Papa- ha de ser fundamental en la reconstrucción de nuestras sociedades tras la pandemia. "Durante las fases de reconstrucción después de las guerras, que en siglos pasados devastaron Europa y el mundo, no hubo reinicio sin una explosión de nacimientos, sin la capacidad de infundir confianza y esperanza en las generaciones más jóvenes. También hoy nos encontramos en una situación de reinicio, tan difícil como llena de expectativas: no podemos seguir modelos de crecimiento miopes, como si todo lo que se necesitara para preparar el mañana fueran unos cuantos ajustes precipitados".