29 de julio de 2021
Ancianos

Sin el diálogo entre los jóvenes y los abuelos, la historia no sigue.

Las palabras del Santo Padre después del Ángelus

El Papa Francisco, que no pudo asistir personalmente a la liturgia en San Pedro, quiso saludar personalmente a los abuelos y ancianos que acababan de participar en la celebración de la primera Jornada dedicada a ellos y que aún tenían en sus manos las flores y el mensaje que les entregaron los jóvenes al final de la celebración.  Invitó a que se aplaudiera a ellos -y a todos los abuelos del mundo.

El Papa, hablando después del Ángelus, exhortó a seguir viviendo la Jornada en cada comunidad eclesial, visitando a los ancianos más solitarios y dándoles el mensaje “Yo estoy contigo todos los días”.

Tras expresar la esperanza de que “esta fiesta ayudará a los que somos mayores a responder a su llamada en esta época de la vida”, reiteró el valor -para el bien de toda la sociedad- de que abuelos y jóvenes encuentren cada vez más oportunidades de encontrarse. Se trata de un reto central para nuestra cultura, hasta el punto de que el Papa llegó a afirmar que: “¡Sin diálogo entre jóvenes y abuelos, la historia no sigue, la vida no sigue”.