06 de octubre de 2017
Pontificia Academia para la Vida

Acompañar la vida

Workshop sobre bioética y tecnología, Mons. Paglia: “La alianza hombre-mujer está en el centro”.

Ayer, en la nueva Aula del Sínodo, se inauguró el workshop organizado por la Pontificia Academia para la Vida, en torno al tema “Acompañar la vida. Nuevas responsabilidades en la era tecnológica”. Los trabajos se desarrollaron durante la Asamblea General de los miembros y al día siguiente del Consejo Directivo. Dicho Consejo Directivo fue nombrado por el Papa y el delegado de nuestro Dicasterio Mons. Carlos Simón Vázquez forma parte de éste.

Durante los trabajos, el Presidente de la PAV, Mons. Vincenzo Paglia destacó que “la conexión estructural de la Academia con el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida y con el Pontificio Instituto Teológico para las Ciencias del Matrimonio y de la Familia aborda el tema de la vida en el sentido más amplio de la cuestión antropológica. En el horizonte de tal reflexión antropológica, la alianza hombre-mujer y la referencia relacionada con la corporalidad masculina y femenina son de una importancia decisiva hoy en día.

En esta perspectiva -añadió- las cuestiones de la bioética se sitúan en un contexto más estructurado y reciben una nueva bocanada de aire”.

El filósofo moral Adriano Pessina habló de la dificultad de aceptar los límites: “En un mundo en el que lo que es posible se convierte en necesario, aceptar el límite se considera como una crueldad, renunciar en nombre del bien ajeno es una resignación inmoral”. Según Pessina, hay que luchar contra estas creencias, “por supuesto a través del diálogo con todos, pero también a costa de resultar incorrectos políticamente”.

Helen Watt del Anscombe Bioethics Centre de Oxford (Reino Unido) abordó el tema de la fertilización asistida, haciendo hincapié en que “los hijos deben saber quiénes son y de dónde vienen”. Es importante, subrayó, “distinguir entre el gran valor y la dignidad de la vida de las personas y los mecanismos deshumanizados de la concepción que no están a su altura”.

El evento de ayer fue el primero organizado por la renovada Academia para la Vida: en las próximas semanas el presidente Mons. Paglia en el Consejo Directivo evaluará el progreso de la Asamblea y los currículum de los nuevos candidatos, así como las actividades en sinergia entre la PAV, nuestro Dicasterio y el Pontificio Instituto Teológico para las Ciencias del Matrimonio y de la Familia.