02 de noviembre de 2017
Deporte

Laicos y familias, levadura de inclusión

La intervención de introducción del prefecto Farrell en el convenio sobre el deporte como instrumento de acogida y crecimiento

«El deporte es capaz de unir a las personas más allá de su procedencia geográfica o cultural, más allá de su raza o religión. El deporte nos permite volver la mirada hacia el otro, caminar sosteniendo al que está junto a nosotros para construir un mundo más humano»: con estas palabras el prefecto Kevin Farrell ha introducido, martes 31 de octubre, el convenio cuyo tema ha sido «El deporte inclusivo: una mirada hacia el otro» celebrado en la sala Pio XI del Palacio San Calixto.

«Es necesario afirmar en estos tiempos -prosiguió- los innumerables beneficios del deporte para nuestra sociedad y para el mundo. El tiempo en el que vivimos es el tiempo de los laicos. Y los laicos, las familias, están invitadas -concluyó el cardenal- a convertirse en levadura que fermenta el ambiente en el que se encuentran y esto lo pueden hacer también a través del deporte».