24 de agosto de 2018
Encuentro mundial de las familias

Matrimonio Fraga (anglicanos), “muchos corazones sanados forman parte de nuestra familia”.

"En el matrimonio encontramos un sacramento o un 'signo' de la presencia real de Jesús en el mundo. Creo que muy pronto, en nuestro matrimonio, comenzamos a entender el impacto de nuestra relación en otras personas”. Esto es lo que dijo Nadia Fraga, quien habló junto a su esposo Tony esta mañana en el panel dedicado al matrimonio, la familia y la búsqueda de la unidad cristiana, en el marco del Encuentro mundial de las familias, que se está llevando a cabo en Dublín. Recordando la acogida de otras parejas, la pareja Fraga dijo que habían abierto las puertas de su casa y la habían transformado en "un punto de anclaje, una constante en la vida de las personas que comparten la vida con nosotros". "Tal vez lo más importante es que nuestra casa sigue albergando una gran mesa donde siempre hay espacio para otra persona. Hemos visto muchos corazones sanados simplemente permitiéndoles formar parte de nuestra familia”. Una acogida enfocada a "personas de todas las profesiones y condiciones sociales". "Nuestra familia ha amado a las personas de otros credos, a las personas sin fe, a las que sentían atracción por el mismo sexo y a todas las demás. La belleza de la casa es que a menudo puede ser ‘sin marca’”. Entre las dificultades encontradas por muchos para entender esta apertura de la familia y el hogar del matrimonio Fraga, Tony señaló que "viéndolo como un programa que requiere 'presencias' regulares, hay un gran sentido de insuficiencia. Pero esta no es la verdad sobre nosotros o nuestra situación. De hecho, no estamos haciendo un programa, sino que estamos viviendo una vida que es alimentada por el Espíritu Santo y la gracia de Dios Padre, dijo Tony Fraga. Dios vive a través de nuestro matrimonio, aunque Nadia y yo estemos lejos de ser perfectos. Él toma nuestro hogar imperfecto, nuestros hijos imperfectos, nuestras vidas imperfectas y nos muestra cómo estar disponibles para los demás incluyéndolos en la regularidad de nuestra vida cotidiana”.