09 de agosto de 2018
Deporte

Dar “Lo mejor de sí” sobre dos ruedas

De la localidad de Ronchi dei Legionari a Roma; 700 km en cuatro días. Un grupo de ciclistas desea así apoyar el proyecto “Una puerta a la vida”

A finales de julio, Don Giovanni Buontempo, en representación del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, dio la bienvenida a los ciclistas que participaron en el proyecto “Ride to Roma”, al final del viaje que los llevó, en 4 días, desde Ronchi dei Legionari, en la provincia de Gorizia, a Roma (unos 700 km). Se trata de una iniciativa para sensibilizar y recaudar fondos en apoyo del proyecto "Una puerta a la vida", patrocinado por la Asociación Voluntaria Onlus GEOforCHILDREN, que ya había organizado anteriormente dos iniciativas “Ride to Moscow” y “Ride to Dolomiti”.

Desde su creación en 2014, la asociación GEOforCHILDREN ha llevado a cabo varios proyectos para ayudar a los chicos y chicas de dos institutos para huérfanos en Moscú, con el fin de acompañarles y apoyarles en su crecimiento y estudios. El proyecto "Una puerta a la vida", en concreto, organiza cursos en diferentes disciplinas, dependiendo del nivel de preparación de los jóvenes y de sus inclinaciones, animándoles a cultivar sus talentos y dándoles la posibilidad de un futuro mejor. Recientemente se puso en marcha en Tailandia un proyecto similar para ayudar a los niños que sufren graves situaciones sociales.

En su presentación, el presidente de GEOforCHILDREN, Paolo Ferraris, explicó: "En la bicicleta, como en la vida, es importante seguir adelante, no rendirse y tener confianza en uno mismo y en los demás. La confianza en uno mismo y en las propias capacidades es fundamental, pero si uno también confía en los demás, y si uno afronta el viaje en compañía, incluso la ruta más ardua y difícil será un poco más fácil y ligera. Este es el mensaje que con RIDE TO ROMA queremos transmitir a todos los chicos que se sienten solos, abandonados, incomprendidos. Por difícil que parezca el futuro, con fuerza y determinación, contando con uno mismo pero también confiando en los demás, es posible superar límites que parecían insuperables y alcanzar metas que parecían inalcanzables".

Al final de la reunión, todos los ciclistas recibieron una copia del documento "Dar lo mejor de sí mismos" sobre el significado cristiano del deporte, publicado recientemente por el Dicasterio.