13 de agosto de 2018
WMOF

Familias en Dublín: encuentro y acompañamiento

La entrevista concedida por el prefecto Farrell a la agencia de prensa de los obispos italianos.

“Esperamos que gracias al Encuentro, las familias puedan adquirir una conciencia más intensa de su vocación, es decir, ser testigos en el mundo de la alegría, a pesar de todas las dificultades que inevitablemente surgen a lo largo de este camino”. Estas son las palabras pronunciadas por el prefecto Kevin Farrell durante una entrevista con Sir, la agencia de prensa de la Conferencia Episcopal Italiana, en vísperas del inminente Encuentro Mundial de las familias en Dublín.
Las expectativas para el evento, explica el cardenal, "son muchas, pero el objetivo básico es principalmente el desarrollo de la pastoral familiar, ampliamente descrita por la exhortación apostólica Amoris Laetitia. Vivimos en un contexto de individualismo exasperado, que corre el riesgo de oscurecer la belleza del matrimonio y de la familia; los patrones y métodos pastorales del pasado parecen no resultar de gran utilidad frente a los profundos cambios sociales; en esta situación radicalmente nueva y a menudo desestabilizadora, sin embargo, sentimos el deber de preparar y acompañar a las parejas al matrimonio de una manera más exigente y constante, como un verdadero "catecumenado", según la feliz expresión del Papa Francisco".

No se trata “simplemente de organizar cursos prematrimoniales: la cuestión -concluye- es mucho más profunda y se refiere al acompañamiento, incluso durante los primeros años de matrimonio, de hombres y mujeres que deciden formar parte del proyecto de Dios".