17 de abril de 2018
Vida

El Movimiento Pro-Vida: “El concebido es uno de nosotros”

Marina Casini Bandini sobre la eliminación del cartel antiaborto en Roma: “No mostraba un cuento de hadas”

“La defensa del inocente que no ha nacido, […], debe ser clara, firme y apasionada, porque allí está en juego la dignidad de la vida humana, siempre sagrada, y lo exige el amor a cada persona más allá de su desarrollo”. Así se expresa el Papa Francisco en su reciente exhortación apostólica “Gaudete et exsultate”.

En el mismo sentido, recordando lo que ya han declarado el Tribunal Constitucional, el Comité Nacional de Bioética y la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño, la presidente del Movimiento Italiano por la Vida, Marina Casini Bandini, escribió una carta al día siguiente de que se hubiera retirado el cartel colocado por Pro-Vita en Roma.

 “El Comité nacional de Bioética, en tres ocasiones -explica Casini- ha repetido que lo concebido es un ser humano por derecho propio, es uno de nosotros, [...] y en el preámbulo de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño los niños no nacidos son equiparados a los ya nacidos”. Por último, recuerda que “en 1988, 400 profesores universitarios, entre ellos 16 rectores universitarios, firmaron la petición dirigida al Parlamento Europeo en la que se pedía el reconocimiento de la dignidad humana de los concebidos; en 2016, 10.000 médicos testificaron ante la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo que lo concebido es un sujeto humano. Por lo tanto, el cartel retirado - concluye la presidente del MpV - no mostraba un cuento de hadas”.