28 de mayo de 2018
Jóvenes

La subsecretaria Gambino: “Que los educadores tengan el valor de decir la verdad”

Su intervención en el transcurso de un seminario en la Pontificia Universidad Lateranense

“Necesitamos educadores que tengan el valor de decir la verdad y sean capaces de acompañar a los jóvenes en su discernimiento personal y vocacional. Otro aspecto fundamental es la necesidad de hacer descubrir a los jóvenes la racionalidad de la fe y su belleza. El tema de la verdad está estrechamente ligado al tema de la belleza”.

Estas fueron algunas de las palabras de la subsecretaria Gabriella Gambino al intervenir, hace unos días, en el seminario sobre el tema “Anunciar la gloria de la cruz a los jóvenes: ¿un Evangelio todavía posible?” promovido por la cátedra Gloria Crucis de la Pontificia Universidad Lateranense.

“La pastoral juvenil -continuó- no puede desarrollarse adecuadamente si no converge con la pastoral familiar, es decir, desde una perspectiva transversal. Los jóvenes están sujetos, en primer lugar, a las relaciones con sus familias, que siguen siendo las principales responsables de su educación y formación”.

Finalmente, la subsecretaria subrayó que “la Iglesia debe entenderse a sí misma como 'vientre generativo' de las nuevas generaciones, como una Madre dedicada a la vocación misionera. Vocación que consiste no sólo en sembrar la presencia de Cristo, sino en cuidar en el tiempo de los hijos que se abren a la fe, con paciencia y dedicación. Es decir, asumiendo plenamente nuestras responsabilidades con un compromiso que sepa desarrollar proyectos pastorales tanto a largo plazo, como a nivel local -concluyó- que puedan acompañar a los niños en un proceso gradual de crecimiento en las distintas etapas de la infancia y la juventud hasta la edad adulta”.