01 de septiembre de 2018
Iglesias locales

Monseñor Nguyễn Năng: “La vida cambia, pero la ‘verdadera naturaleza’ del matrimonio no”

El trabajo de la iglesia vietnamita por los jóvenes y las familias
Vietnam.jpg

"Las separaciones, divorcios y los núcleos disminuidos son cada vez más frecuentes. Este es el grito de alarma de monseñor Joseph Nguyễn Năng, obispo de Phát Diệm, sobre la situación en Vietnam, donde, explica, "las personas han pasado a tener una visión diferente de la vida y de sus costumbres. El materialismo tiene una influencia negativa y las familias parecen carecer de alegría y de risas”.

Por esta razón surge la invitación dirigida a toda familia católica, "a rezar a Dios todos los días". "Tenéis que calmaros y distinguir lo que está bien de lo que está mal. Cuando seáis pacientes en la oración, encontraréis la felicidad. La vida cambia, pero la 'verdadera naturaleza' del matrimonio no", concluyó.

El compromiso en trabajar por la familia es una de las prioridades del país: la arquidiócesis de Saigón, por ejemplo, también presta especial atención a los frutos del matrimonio: los hijos. El Padre John Lê Quang Việt, responsable de la pastoral juvenil, dice: "Los jóvenes pueden desarrollar iniciativas y actividades pastorales si se dan las condiciones y programas adecuados en las parroquias. En este contexto social, sin embargo, los jóvenes se confunden a menudo con el ‘mundo virtual’. Como resultado, a menudo son víctimas de relaciones sexuales prematrimoniales, abortos y divorcios”.

"Los jóvenes necesitan ser iluminados por cuatro principios de la Doctrina Social de la Iglesia Católica - afirma el Padre John – Estos principios son: la persona humana, el bien común, la solidaridad y la complementariedad. Estos cuatro valores de dignidad ayudarán a los jóvenes a orar diligentemente y a participar en los sacramentos, para que puedan recibir las gracias de Dios.