10 de septiembre de 2020
Testimonios

25 aniversario del Encuentro Europeo de Jóvenes EurHope 95

El recuerdo de Carmen Aparicio, presidente de la Fundación Juan Pablo II para la Juventud
foto loreto 3.jpg

Hace 25 años (9-10 de septiembre de 1995) se celebró en Loreto el Encuentro europeo de Jóvenes EurHope 95. El motivo era pedir por la paz en los Balcanes. En esos años yo trabajaba en la Sección de Jóvenes del Consejo Pontificio para los Laicos, encargado de la organización y por tanto estuve muy impicada en él. De ese encuentro recuerdo muchas cosas, pero voy a señalar tres que se me han quedado grabadas.

En primer lugar las palabras del Cardenal Eduardo Pironio saludando al Papa al terminar la misa: Santo Padre, estos jóvenes no tienen miedo a la santidad, tienen miedo a la mediocridad y al pecado. Todo un programa de vida que recogía la fuerza de lo que se vivía.

Durante la vigilia la noche del sábado, la conexión con Sarajevo era la más esperada. El segundo recuerdo está unido a esta conexión: la imagen de la joven de Sarajevo que lloraba y reía al mismo tiempo. El dolor y la esperanza que brota de Dios se abren camino, juntos.

El último recuerdo es un gesto humanitario de Juan Pablo II. Ya caminaba con dificultad, pero no dudo en acercarse al grupo de jóvenes polacos que habían tenido un accidente en el viaje a Loreto.

Lo más fuerte: jóvenes de las distintas zonas de los Balcanes eran capaces de estar sentados unos junto a los otros, rezando juntos por la paz, eran capaces de intercambiarse gestos de paz y de comprometerse, juntos, a hacer lo posible para lograrla.

 

Carmen Aparicio, presidente de la Fundación Juan Pablo II para la Juventud

 

EurHope95, Loreto 9-10 de septiembre de 1995