08 de febrero de 2021
Obra de Maria

El Papa a los Focolares: llamada a una nueva madurez

cq5dam.web.800.800.jpeg

El sábado 6 de febrero, acompañados por el Prefecto del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, el Cardenal Kevin Farrell, y la Subsecretaria, Linda Ghisoni, los participantes de la Asamblea General y otros miembros de la Obra de María - Movimiento de los Focolares, fueron recibidos en audiencia por el Papa Francisco en el Aula Pablo VI. En su discurso, el Santo Padre invitó a los miembros del Movimiento de los Focolares a vivir el delicado momento “post-Fundadora” con una “fidelidad dinámica” para “seguir siendo una viva expresión del carisma de fundación”. También recordó “la importancia de las crisis”, que deben ser vividas como “una llamada a una nueva madurez” y prestar especial atención a “las crisis espirituales de las personas, que implican la intimidad del individuo y la esfera de la conciencia” y que “deben ser afrontadas con prudencia por quienes no ocupan cargos de gobierno, a todos los niveles, dentro del Movimiento”, ya que, añadió, “la mezcla de la esfera de gobierno y la esfera de la conciencia da lugar a abusos de poder y a otros abusos de los que hemos sido testigos”. Para finalizar, exhortó a los participantes a “vivir la espiritualidad con coherencia y realismo”, adoptando el estilo de la cercanía fraterna fuera del Movimiento, y la sinodalidad dentro del mismo, “para que todos los miembros, como depositarios del mismo carisma, sean corresponsables y participen en la vida de la Obra de María y en sus fines específicos”.

El encuentro con el Papa fue la culminación de dos intensas semanas que la Obra de María - Movimiento de los Focolares, vivió en Rocca di Papa con motivo de su Asamblea General. Uno de los momentos más destacados de estos días fue la elección de los nuevos responsables generales de la Obra, Margaret Marie Karram, de nacionalidad israelí, como nueva presidente, y el padre Jesús Morán, de España, que fue reelegido como copresidente.

Al término de estas intensas jornadas de encuentro y reflexión, el domingo 7 de febrero se celebró en el mismo lugar de la sede de Rocca di Papa una Santa Misa de acción de gracias y oración por el inicio del mandato de la nueva Presidente, presidida por el Cardenal Farrell. En su homilía, comentando las lecturas de la Misa dominical, el cardenal invitó a vivir los momentos de desorientación personal y comunitaria, a la luz de la fe, como ocasiones de crecimiento espiritual que nos ayudan a desprendernos de nosotros mismos y a volver a Dios con todo el corazón, experimentando en nuestra propia fragilidad esa cercanía de Jesús a la humanidad sufriente de la que habla el Evangelio del día. También invitó a todos los miembros de la Obra a permanecer fieles al carisma que, explicó, “no es otra cosa que volver a la belleza de una relación personal con Jesús, sincera y «totalitaria», como decía Chiara, es decir, no dejar nada en nuestra vida que no sea tocado, iluminado y transformado por la santidad luminosa que emana de Jesús”. Al final de la Misa, el Prefecto participó también en el llamado “Collegamento CH”, una videoconferencia mundial durante la cual dirigió un mensaje de ánimo a todos los miembros de la Obra, asegurando la cercanía y el atento acompañamiento del Dicasterio al Movimiento de los Focolares.