28 de julio de 2022
Jornada Mundial de los Abuelos y los Mayores

Jóvenes y mayores: una relación que hay que cuidar y hacer fructificar

Palabras del Papa en Canadá para conmemorar la Jornada Mundial de los Abuelos y los Mayores
LacSt.Anne_Papa.1.jpeg

 

Durante su viaje a Canadá, el papa Francisco está dedicando algunas de sus reflexiones a los abuelos y a los mayores. La atención se debe al hecho de que esta semana se ha celebrado la II Jornada Mundial de los Abuelos y los Mayores, con celebraciones e iniciativas en las diócesis de todo el mundo.

Tras el recuerdo de la Jornada en el vuelo papal, el domingo 24 de julio, también el martes 26, la memoria de los santos Joaquín y Ana, abuelos de Jesús, Francisco dedicó un pensamiento a las abuelas indígenas de Canadá – las Kokum – que educan, aman y transmiten la fe a los jóvenes de su país. “Sus corazones son fuentes de las que surge el agua viva de la fe, con la que han apagado la sed de hijos y nietos”, dijo el Pontífice a orillas del lago de Santa Ana.

“¡No nos dejen solos!” es el grito de tantas personas mayores que “corren el peligro de morir solos en casa o abandonados en una estructura, o de los enfermos incómodos a los que, en vez de afecto, se les suministra muerte”, continuó el Pontífice en su discurso, pero también es el “grito sofocado de los muchachos y muchachas más cuestionados que escuchados, los cuales delegan su libertad a un teléfono móvil, mientras en las mismas calles otros coetáneos suyos vagan perdidos, anestesiados por alguna diversión, cautivos de adicciones que los vuelven tristes e insatisfechos, incapaces de creer en sí mismos, de amar aquello que son y la belleza de la vida que tienen”.

La relación con las raíces y con los jóvenes que hay que cuidar y hacer fructificar, por tanto, está enriqueciendo con nuevos aspectos el magisterio pontificio sobre los mayores, que ya es rico si pensamos que a ellos se dedica la intención de oración para el mes de julio, el Mensaje para la Jornada Mundial que acaba de pasar y, también, el ciclo de catequesis dedicado al tema de la vejez.

En relación con el magisterio pontificio sobre el tema de los mayores, Vittorio Scelzo, responsable de la pastoral de los mayores en el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, comentó a los micrófonos de Vatican News: “El Papa propone algo diferente, algo tierno, gentil, que ayude a la generatividad – una palabra que el Papa utiliza a menudo – un amor que nos ayude a dar a luz algo nuevo. En esto hay un valor social y eclesial: los ancianos para Francisco son personas que, con su ternura, su debilidad, su fragilidad ayudan a los demás a crecer. Este magisterio y estas palabras de Francisco son nuevas y adquieren una especial relevancia dichas donde fueron dichas, en Canadá y en un contexto penitencial”.